Entender el tiempo y espacio


Dr. Rubén Orellana

Antropólogo y arqueólogo de la Universidad de Cusco, Perú.
Entrevista exclusiva en su visita a la Argentina


¿Por qué a las personas nos cuesta tanto estar en el presente?
Porque nos han inculcado por la cultura, la sociedad, la educación y la instrucción, tratar de escapar hacia el futuro. Y se han creado ciertos patrones en la sociedad que los obliga, en otras palabras, a pensar en el futuro. O sea, trabaja ahora duro, para el futuro. Y cuando vas a tener el dinero al futuro ya lo podrás disfrutar. Pero, quién te asegura que mañana te levantas? Nadie lo puede asegurar... Nosotros hablamos, tratamos de vivir en un tiempo tomista lineal, o sea lineal va de pasado, presente y a futuro. Y lo que siempre tratamos de buscar es un futuro. Del pasado al futuro casi nunca paramos en el presente. Y cuando en realidad el tiempo es cíclico.

¿Trae otro nivel de conciencia cuando una persona está enfocada en el presente?
El cambio es total. Yo en este momento estoy aquí presente conversando contigo, tratando de manifestar, explicar y compartir algo que yo sé; entonces estoy acá. Mi mente no está en que hace calor, los carros, la luz... no. Estoy focalizado en esto. Y si sigo conversando, puedo entrar a entablar un diálogo (diálogo es entre iguales) más profundo contigo que si vamos a ver en lo que va pasando en la entrevista. Entonces ese tiempo hace de que nosotros no estemos en presente esa aspiración de futuro.

¿Cómo una persona que fue educada para pensar en el pasado y en el futuro, hoy se enfoca en el presente?
Yo creo que lo que debemos de aplicar es el calificativo que tenemos, o sea, a nosotros nos han clasificado como homosapiens, no es cierto? Supuestamente somos un ser más evolucionado, que significa ser inteligente, tener lógica y raciocinio. La inteligencia demuestra que los tiempos no son iguales. La lógica está demostrando que este verano no es igual al pasado. Y racionalizar eso es lo más fácil. Entonces hay que aplicar esos dones que tenemos como homosapiens. O sea, no es ningún esfuerzo. Solamente hay que conectarse con uno mismo.

Claro, pero hay tantas cosas que nosotros hacemos para mañana durante el día, que el futuro convive permanentemente con nosotros en el presente.
Como una tortura... Ya estoy pensando: mañana qué voy a hacer y no estoy gozando de este presente.

¿Qué beneficios tiene estar en el presente?
Estar en el presente, el único beneficio es que te permite ser quien eres. Y con eso es más que suficiente. Solamente te permite ser lo que eres en ese momento, plenamente, lo que se llama el presente. Como será de tan importante, que nosotros lo repetimos y nunca nos damos cuenta. Si es tu cumpleaños, yo vengo y te digo “feliz cumpleaños, te he traído este presente” porque el presente es el mejor regalo. El futuro no existe y el pasado ya se fue.

Los procesos de cambio de una persona, ¿no nos remiten siempre a un tema de tiempo lineal?
Siempre vamos a ir a ese tiempo lineal, pero la prueba es de que no estamos en tiempo lineal.

¿Y esto por qué?
Porque así es el tiempo. O sea, nunca voy a tener los mismos sueños, nuca voy a descansar de la misma manera o voy a dormir de la misma manera, por lo tanto, la vida diaria del cuerpo te está mostrando que todo es con ciclos. Las estaciones que queremos enmarcar en meses, en semanas en temperaturas están mostrando que no es así. Y si por ahí sale la corriente del Niño cambia todo, entonces genera todo un caos. Eso es una realidad, no me la estoy inventando ni la estoy tratando de generar. Esa es una realidad. El día que tú naces es el día en que empiezas a caminar a la muerte, ese es un ciclo. ¿Por qué queremos luchar en contra de eso?

Entonces habría que incorporar esta idea del concepto de ciclos en nuestra historia para poder empezar a hacer estos cambios y entender más el vivir el momento presente...
Claro! Hay que estar con uno mismo. O sea, la idea es hacer esa comunión, unión con uno. Hay que hacer un poco una retrospección de uno mismo, osea, cómo me siento en el momento que uno esta en diferentes situaciones.

Hay una sensación de aceleramiento en el tiempo... es como que el día parece más corto... ¿Esto tiene que ver con el sistema de vida que nosotros llevamos o hay algo que por ahí naturalmente está pasando y no somos conscientes?
Hay varias cosas que están pasando. Primero que nosotros vivimos en un calendario gregoriano, que sabemos que ese calendario gregoriano pierde tiempo, por eso es que tenemos el año bisiesto. Entonces ese tiempo sobrante ha empezado a rebasar el límite, tal es así que ahora estamos teniendo un verano adelantado, y es porque el calendario gregoriano se ha atrasado. Otra cosa es que la medida del tiempo es una cosa muy sutil y muy fuera de la percepción real del ser humano, entonces ahora el planteamiento frente a la tabulación de un reloj esta demostrando que el tiempo esta corriendo más. Y lo está haciendo en medida de la percepción de cada ser humano... Entonces nuestra percepción de que el tiempo está acelerado es porque ahora hemos entrado en una angustia de conseguir un futuro mejor, entonces queremos correr para conseguir esa meta, y esa meta no la vamos a conseguir así porque vamos a saltear varias cosas y si en una de esas, no logramos llegar del otro lado, vamos a caer profundo.

A mi me gustaría que la gente tuviera la oportunidad de conocer el trabajo que usted hace cuando viene acá a la Argentina.
Lo que trato de hacer es en principio lo que enseño. Yo no soy quien para enseñar a otro. Yo muestro mis experiencias. Y trato de compartir las enseñanzas de mis ancestros, que hablamos de los aborígenes de la zona del Perú y que no solamente son los Incas sino que viene de mucho más atrás, hablamos de casi 20.000 años de proceso de estos grupos. Todos estos grupos han dejado enseñanzas a través de lo que son manejos de plantas para curaciones, medicinas, ceremonias para la iluminación y conceptos como los que te digo de tiempo y espacio, que son importantes para el desarrollo personal espiritual. Entonces vengo a compartir esta tradición, es lo primero que hago. La otra cosa es, a través de esta tradición ayudo a que una persona se ayude a autocurarse. Yo no soy el que curo, soy la pequeña palanca que necesita la persona para curarse.


Entrevista realizada en el mes de Nov. de 2005
Agradecemos a la Fundación Disciplinas de Apertura dirigida por el Sr. Fabio Zerpa por habernos dado la oportunidad de esta entrevista

Home entrevistas


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar