Entrevista al Dr. Laurent Zessler
Coordinador de interpaíses ONUSIDA para el Cono Sur

Me gustaría saber, Dr. Zesler, ¿qué es ONUSIDA?
Es el programa que coordina los esfuerzos de Naciones Unidas con el tema SIDA, que tiene como propósito apoyar a las autoridades y a la sociedad civil en cada país en relación con el tema VIH SIDA.

¿Cuál es la acción que lleva esta organización?
Nosotros como Naciones Unidas hacemos un apoyo técnico, acción con la parte programática con las actividades que un país y la sociedad debe realizar para luchar contra el SIDA y también un apoyo financiero a través de diferentes organizaciones.

Es decir que ustedes están ayudando a diferentes instituciones económicamente.
Sí, obviamente. Nosotros apoyamos a las autoridades, los diferentes ministerios y también la sociedad civil, porque usted sabe que en la Argentina tenemos muchas organizaciones no gubernamentales trabajando en el tema del SIDA y es un aporte muy importante.

¿Ayudan en las campañas y en cuantos países está ONUSIDA?
Mira, trabajamos en más de 80 países y son países que tienen una gran población viviendo con el VIH, obviamente que Argentina tiene, según nuestras estimaciones más de 120.000 personas viviendo con HIV, entonces para nosotros Argentina es un país importante en relación con la epidemia. Nosotros trabajamos con varios sectores, como por ejemplo el sector de la salud, con campañas, pero también en la parte de atención a las personas con VIH, para dar tratamientos. también trabajamos con el sector educación, para que a los jóvenes del país le llegue información sobre el tema del SIDA, así como también los grupos vulnerables de la sociedad Argentina, como las personas que están involucradas en la actividad comercial, con el tema del sexo, también los usuarios de drogas que se inyectan, drogas ilegales. Todo este sector vulnerable de la sociedad, que tienen que ver con la propagación del VIH en el país.

¿La cifra que mencionó en relación a los infectados 130.000, está acorde con lo que brinda nuestro Ministerio de Salud?
Totalmente, estamos de acuerdo con las autoridades.

¿De estas 130.000 personas, qué porcentaje recibe tratamiento o sabe que tiene el VIH?
Mire, depende, hay varias situaciones, se debe considerar que hoy solamente el 40 a 60 % saben de su situación, hay muchas personas que lo desconocen porque no entraron en un servicio de salud o se hicieron alguna prueba.

¿Qué pasa con otros países, como estamos nosotros en cuanto a asistencia social? Tenemos en Argentina todas las herramientas para poder enfrentar una enfermedad de estas características?
Nosotros, consideramos que la Argentina no es tan bueno, ni tan malo. Las autoridades han hecho campañas de prevención en relación con el uso de preservativos.
Se considera que alrededor de 20.000 personas reciben una atención a través de atención medica con tratamientos adecuados.
Tenemos en América Latina países en donde las personas no reciben tratamiento, entonces consideramos que la Argentina está en lo normal, obviamente que hay otros países como Brasil que tienen mayor cobertura, pero se considera que en relación con la crisis, Argentina pudo mantener el nivel de atención necesaria.
Obviamente, se considera que Argentina puede hacer mucho más. No es seguro que un adolescente haya recibido información acerca del VIH, hay muchos desafíos en el país. También en relación con los usuarios de drogas. Muchas personas siguen inyectándose y hay pocos programas para estas personas. Por eso hay muchos desafíos. El panorama no es totalmente negativo, es normal.

¿Uno de las cosas que más se ve, que las campañas son dirigidas al uso del preservativo? Usted no considera que tiene que haber más campañas dirigidas a los diferentes sectores de la población?
Si, es correcto, se ve a través de encuestas, que los jóvenes no utilizan los preservativos de una manera suficiente, utilizan una vez y después lo dejan. Además, las campañas no son tan personalizadas y se ve también que en los medios de comunicación son buenas, pero se debe trabajar en los diferentes niveles, a nivel de las escuelas de la asociación de jóvenes, para reforzar los mensajes de las campañas, buscar algunos temas más innovadores para captar su atención.

¿Ustedes dan asistencia en su organización? ¿De ser así son gratuitas o aranceladas?
Nosotros tenemos un sistema de apoyo. Obviamente se consideran los gastos de una campaña, a través de las autoridades del gobierno, así como la parte de los medicamentos. Pero nosotros, trabajamos con toda la parte técnica de la capacitación, de prioridades, trabajamos con las diferentes autoridades y tenemos algunas recetas, pautas de trabajo. Yo en el tema del SIDA vengo trabajando hace 20 años, y el tiempo me dio pautas necesarias para tener éxito, es preferible seguir estas pautas que han funcionado en otros países.

¿En qué país nace ONUSIDA?
Nace en el 96 y nuestra sede central está en Ginebra (Suiza). Nosotros coordinamos los esfuerzos bilaterales. A veces se hacen acuerdos bilaterales entre Argentina y otros países donantes, entonces nosotros coordinamos estos esfuerzos para que no se dupliquen y se den de manera coordinada.
Entonces el programa mas que nada es de coordinación. También hacemos toda la parte de información a nivel global. En los últimos 5 años se están poniendo mucho más recursos financieros en el tema del SIDA, pero aún así no alcanza.

¿Que tan acelerado está el crecimiento de la enfermedad en la población? Las campañas que se vienen desarrollando detuvieron la propagación del virus?
Si, es difícil, debemos considerar si se hace una campaña de información eso no significa que la persona vaya a cambiar su actitud o comportamiento. Muchas personas tienen información, pero no cambian.
También se debe considerar que si se les da tratamiento a las personas que viven con HIV, también se corta la cadena de transmisión. Debemos considerar todos los factores, si se considera la crisis económica, sabemos que hay muchos más sectores vulnerables que antes. Entonces la vulnerabilidad por la crisis económica de una manera es más rápida.

¿Usted no cree que el cambio de conducta no se da porque la información tal vez no se está brindando de manera que genere ese cambio de conducta?
Correcto. Para cambiar la conducta debe haber un trabajo de muchos, la actitud de cada persona, pero también cada padre debe informar a sus hijos, cada profesor a sus alumnos. Es un trabajo más. Sabemos que una parte de la sociedad dice que eso lo debe hacer las autoridades, eso lo debe hacer el Ministerio de Salud, eso lo debe hacer otro, pero ellos no se involucran en la prevención con el tema del SIDA, por eso se deben involucrar muchos más sectores.

Una última pregunta Doctor Zesler, ¿qué es lo que menos se dice del tema del SIDA?
Lo que menos se dice es en relación a la discriminación. Si usted hoy día vive el HIV, usted vive una situación a veces muy dramática. Si Usted va a declarar su situación, su propia familia podría apartarse de usted; usted podría perder su trabajo. Hay mucho miedo en el trabajo en relación con el HIV, normalmente no se explica toda la discriminación que vive una persona con HIV, no se explica de manera clara y eso no es una situación adecuada, se debe considerar que una persona con el virus, puede funcionar en la sociedad, puede trabajar, puede tener amigos, parejas y eso es otro lado muy dramático de vivir con el VIH.

Doctor, muchas gracias por su aporte

Nota realizada en la República Argentina en el Programa Radial "El Portal"
en el mes de Abril del 2003


Home entrevistas


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar