EVITAR EL DOLOR PROVOCA MUCHO SUFRIMIENTO

El dolor es un sentimiento que es corto y fuerte, es simple y no requiere de largas explicaciones. Cuando contactamos con él nos da fuerza y lleva a la acción. Evitar el dolor nos saca fuerzas, consume mucha energía al servicio de la resistencia y deviene en un estado de sufrimiento que puede prolongarse toda la vida.
Tenemos la ilusión que aquello que eludimos no existe o no tiene implicaciones graves.
He observado en la clínica que muchas enfermedades graves están al servicio de una expiación.
La mayor parte del sufrimiento humano consiste en la resistencia autoejercida contra las circunstancias manifestadas.
Esta resistencia también la expresamos a través de sentimientos secundarios tales como la rabia, los reproches, la venganza entre otros.
Estos sentimientos son dramáticos y duran mucho tiempo. Sirven para justificar el problema y que nada cambie. Son sentimientos autocompasivos y pretenden comunicar a los otros que uno mismo no puede actuar. Tienen connotaciones manipulativas “pretendo que el otro haga algo por mí”.
En una separación, la ira frecuentemente sustituye el dolor. Estos sentimientos se viven con ojos cerrados siempre en relación a imágenes interiores que nos mantienen ligados al pasado.
Hay un hilo invisible que vincula un sufrimiento actual con un profundo dolor no reconocido. En las sesiones de Terapia de Regresión reactivamos la memoria dormida hasta llegar al punto del dolor, lo confrontamos y liberamos la emoción y el sufrimiento cesa.
Asentir a la realidad tal como es produce integración e impulso de vida.


© 2010-2015 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducciòn total o parcial de las notas sin previa autorización expresa de la autora.



Volver atrás

Psicoterapias Grupales


correo Dokser

ana.dokser@gmail.com

5778-0285 (nuevo consultorio)
15-5929-7701

www.mantra.com.ar/anadokser

Volver a Mantra
www.mantra.com.ar