Suscribete Entrevistas


ADN

ALIMENTOS TRANSGÉNICOS



Durante años la corporación norteamericana Monsanto Inc. ha producido el Roundup, insecticida de gran aceptación entre los cultivadores de soja a nivel mundial. El único problema con el Roundup es que es tan poderoso que el cultivo no puede resistir varias dosis. El año pasado Monsanto presentó al mercado su propia solución al problema: la primera semilla de soja genéticamente modificada.
Se le había agregado un extracto de ADN, o cadena genética, de una flor (Petunia), un virus y una bacteria (Agrobacterium Tumefaciens) parásito que ocasiona cáncer en las plantas. El material genético de este parásito produce, con la ayuda de un así llamado promotor, el virus del mosaico de coliflor, una proteína en la hoja que nunca antes ha sido parte de la dieta humana. Y, en efecto, el agricultor puede ver ahora su nueva soja transgénica quedar intacta mientras la hierba indeseable cae exterminada por el insecticida. En este caso la empresa sale ganando por partida doble: vende la semilla transgénica producida por ellos, que sólo resiste al herbicida comercializado por ellos.
Como esta novedosa variedad de soja, el mercado ya cuenta con un maíz tóxico para los gusanos que ha sido su peste tradicional, variedades de tomates ("larga vida") que han recibido genes de pez para prolongar su vida en las góndolas de los supermercados y remolachas que han recibido el gen anticongelante de otro pez, lo que les permitiría resistir las bajas temperaturas de zonas frías.
Según los interesados es "la agricultura del futuro". Y tales interesados parecen ser al día de hoy principalmente las empresas químicas y agro-alimentarias. Estas son las que promueven y financian muchas de las investigaciones que se hacen al respecto, que son una fuente de jugosos dividendos, puesto que además de comercializarlos seguirán siendo propietarias de sus patentes por un cuarto de siglo.
Ofrecen mejorar el medio ambiente modificando vegetales para convertirlos en veneno para las pestes y calmar el hambre del mundo con cultivos y ganado cuyo nuevo diseño genético los hará más productivos. Ya existe un salmón tres veces más grande de lo común y una hormona que multiplica la productividad de la leche vacuna.

¿Qué es la ingeniería genética?
Los genes son los "planos" originales de cada parte de un organismo. La información genética de todo el organismo esta contenida en el núcleo de cada célula, donde se encuentran los cromosomas, los cuales son cadenas proteicas que llamamos genes. Estos a nivel molecular son ADN (Acido desoxirribonucleico) y cada uno contiene una instrucción específica. Gracias a esas instrucciones cada célula realiza su función.
La ingeniería genética es un procedimiento para modificar esta información, especialmente por medio de la transferencia artificial de los genes de un organismo a otro. Se pretende de esta forma transferir cualidades deseables de un organismo a otro, por ejemplo para aumentar la resistencia de un vegetal a los herbicidas o aumentar el valor alimenticio.

Reacciones
Esto, en lugar de generar euforia, ha creado preocupación en analistas independientes y no condicionados por intereses comerciales y empresarios. El año pasado en Alemania se destruyeron campos donde se experimentaba con cultivos genéticamente manipulados, y en Suiza, Austria y Luxemburgo se ha prohibido la comercialización de productos transgénicos. El Partido de la Ley Natural, fuerza política mundial que propugna la utilización de los recursos de la Inteligencia de la Naturaleza para la solución de los problemas de los gobiernos en el mundo y pionero en alertar sobre los peligros de la manipulación genética, ha ganado recientemente un juicio en Holanda contra la cadena de supermercados Albert Heijn, la más grande de los Países Bajos.
Esta compañía había dado una descripción inexacta y engañosa de la soja genéticamente manipulada de Monsanto en su revista publicitaria de distribución gratuita con 1.8 millones ejemplares. El Partido de la Ley Natural presentó una queja ante la Comisión de Códigos Publicitarios y esta decretó que tres de los cuatro alegatos de dicho partido se justifican y declaró que Albert Heijn debería cesar tal engañosa publicidad. Albert Heijn es parte de un Holding multinacional holandés que tiene cadenas de supermercados en muchos países del mundo (por ejemplo Stop & Shop en USA). La alegación más importante hecha por el Partido de la Ley Natural se relaciona con la afirmación hecha por la compañía de que la calidad de la soja había "permanecido invariable" después de la manipulación genética. La Comisión dictaminó contra esto concluyendo que: "La calidad de la soja genéticamente manipulada no es igual que la calidad de la no manipulada. La composición se ha cambiado y en ese caso uno no puede simplemente afirmar que la calidad permanece igual. Por esto la declaración confunde"

Problemas de los Alimentos Transgénicos
No sabemos exactamente dónde estamos yendo con todo esto, ha dicho John Fagan, científico norteamericano especialista en Biología Celular y Molecular que, como ejemplo de consecuencia con su postura de alerta sobre la manipulación genética, en Noviembre de 1994 renunció a un financiamiento estatal de seiscientos mil dólares para investigación en el Area.
Se coloca un nuevo gen dentro de otro organismo y este no funciona en aislamiento. Interactúa con todos los diferentes componentes en el organismo. Pero ni siquiera sabemos cuales son todos estos componentes. Es imposible predecir los efectos.
El Dr. Joseph Curnmins, Profesor Emérito de Genética de la Universidad de Ontario Oeste, advierte: "Probablemente la amenaza más grande de cosechas genéticamente alteradas es la inserción de genes de virus modificados y virus de insectos de cosechas. Se ha demostrado en el laboratorio que la recombinación genética creara nuevos virus muy virulentos de tales construcciones. Con seguridad el ampliamente usado virus de mosaico de coliflor es un gen potencialmente peligroso. Es un pararetrovirus, lo que significa que se ha multiplicado haciendo ADN desde el ARN mensajero. Es muy parecido al virus de la Hepatitis B y relacionado con el HIV (virus del Sida)".
El 18 de junio 1997 el Parlamento Noruego votó que todos los alimentos genéticamente manipulados deben etiquetarse, incluyendo alimentos que contienen ingredientes modificados. Además puso en vigor la prohibición de todo producto genéticamente modificado que pueda generar resistencia a antibióticos, reforzando la ya existente prohibición en contra de la liberación de organismos genéticamente modificados al medio ambiente. La prohibición de importar el maíz transgénico de Ciba-Geigy en Austria y Luxemburgo es transitoria debido a la posibilidad de presentar objeciones a la medida por parte de otros países miembros de la CEE.
La Food and Drug Adrministration (FDA), prestigiosa agencia norteamericana para el control de alimentos y medicamentos a cuyos juicios se atiene medio planeta, y que es quien regula en Estados Unidos la salida de los alimentos transgénicos, hasta ahora ha dado luz verde a productos como la soja transgénica de Monsanto y al maíz transgénico de Ciba-Geigy sin exigir prueba alguna para que tales productos entren al mercado. Sin embargo ha detenido la introducción de otros, como la soja que contiene un alérgeno procedente de un gen de la nuez del Brasil.


Riesgos
Problemas conocidos







Producción

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar