Suscribite Entrevistas


masculinofemenino

TOMANDO EL PODER DE LO MASCULINO-FEMENINO
despertar a la unidad, a la re-unión que nos guía hacia relaciones plenas



Siento o no siento, me enamoro o no, me gusta o no me gusta. No se compromete y corta. Nadie me respeta. Mis relaciones son buenas pero no perduran. No encuentro a la persona adecuada.
Estas parecen ser algunas ideas (sólo algunas) que circulan en las conversaciones acerca de la insatisfacción generalizada en cada vez más personas que desean estar en una relación amorosa y no lo están, y en tantas otras que sí están en pareja pero no se sienten a pleno.
¿Nos preguntamos de dónde viene esa insatisfacción? ¿Será posible que siempre sea porque el otro no existe, no se presentó todavía el ideal o el mundo está cada vez peor, alejado del amor, o sí hubiera sido con aquella persona pero justo estaba ocupada?
Lo más rápido es creer que existe un ser fuera de mí que puede garantizar mi satisfacción. Idea generalizada, en especial, desde que el consumo rige nuestros pensamientos y modos de encaminarnos a la "felicidad". Sí, entre comillas, ya que la felicidad que viene de afuera es efímera y desaparece cuando el producto desaparece, no deja nada adentro, que perdure.
Los bebés no pueden alcanzar a su dador de satisfacción por sus propios medios, entonces llega mamá con la teta y se la dá, cuando percibe que su hijo la necesita o cuando éste la reclama a gritos, dado que el hambre, la falta, se vive con intenso dolor, físico. Así, años después, cuando realmente la persona se puede encaminar a la búsqueda, algo la seduce con una vocecita que le dice "Dale, esperá, ya te van a traer lo que querés, lo que va a calmar tu dolor, lo tan agradable, lo que te va a satisfacer... viene de tu afuera". Pero sólo parece llegar por momentos, siempre cortitos, hasta que nuevamente el dolor se instala, ahora sentido como "estar partidos, estar a medias, incompletos, insatisfechos".

¿Cómo resolver este dilema que aqueja a tantos habitantes del HOY? ¿Hay algo que cada uno pueda hacer sin quedar en espera de los príncipes correspondientes? ¡Sí!
Primero, consideremos que cada uno, y todo lo que existe, es un campo vibratorio entretejido, con tantos otros, en relación permanente, en mutua conexión. Se trata de un magnetismo que está favorecido o rechazado según sean las cualidades de las partes. El campo que cada uno es tiene una resonancia magnética con ciertos otros y no con otros, lo que llamamos empatía, llevarse bien, atraerse, sin saber razones. Casi siempre es inconciente, para saber cómo es y está, debemos mirar qué hacemos y qué nos ocurre, no qué deseamos. Las claves del autoconocimiento están en el hacer, mas que en lo que pensamos, imaginamos o deseamos.
Entonces, si estamos en una situación de falta de relación, o nos sentimos insatisfechos, que no estamos a pleno, que lo que nos sucede en los vínculos amorosos está tan lejos de lo que creemos que sería oportuno, ó sabemos que damos para más y queremos evolucionar, es el momento, AHORA de poner manos a la obra.
¿Cómo? ¿A través de una agencia de búsqueda de satisfactores?
¡Nooooooooooooooooooooooooo!
¿Cómo dejar de ser bebés que anhelan la llegada de quien los va a satisfacer, si ya tenemos cuerpos de adultos, y, sería bueno que también tuviéramos deseos de adultos? Ser adultos es equivalente a haberse desarrollado con todo el ser junto con el cuerpo, por supuesto, incluido, el desarrollo del sistema nervioso.

Retomando la idea de campos vibratorios, si estamos en un estado magnético infantil, vamos a atraer falsas relaciones, o sea, supuestas, en realidad estaremos invitando ideas de satisfacción, alguien que nos complete, que nos haga sentir bien. Nunca llegará, ya que la completud, la plenitud, está en estado latente dentro de cada persona. Si, en cambio, resolvemos el problema en casa, en el propio campo, éste vibrará en otro nivel, y la resonancia va a atraer otro tipo de relaciones. Relaciones.
Si solamente nos llenamos de nuevas ideas interesantes, no lograremos nada, mas bien vamos a colocar nuevas metas difíciles de alcanzar, como por ejemplo, nuevas técnicas para aumentar la satisfacción, ó estar sentados imaginando cómo queremos diseñar nuestra vida afectiva, en qué caballo llegará el príncipe o cómo nos mirará la princesa cuando nos reconozca.
El verdadero "cambio" está en el hacer, y en realidad no es un cambio sino que se trata de disolver las cortezas que envuelven el SER. éste es femenino-masculino y masculino-femenino, depende se haya nacido mujer u hombre.
Participar de un programa de talleres, o sea un programa de acción, permite despertar y encauzar hacia la plenitud, el poder creativo, y la capacidad de vibrar en sintonía con la falta de necesidades. Quien se siente y se sabe completo, se orienta por sí solo hacia el encuentro con otro ser humano. Y no sólo eso, sino que vive su vida.
Las cualidades femeninas de proteger, contener y fluir, sin interferir en lo iniciado, pueden estar deformadas por un dejar hacer a otros, proteger personas adultas y contener falsos procesos que nunca van a parirse. En cambio, en combinación armónica con la masculinidad no va a precisar que otro le conduzca la vida. Las cualidades masculinas de encendido, inicio, activación y penetración, cuando están distorsionadas, devienen a veces en agresión y crueldad . Si, en cambio están en conjugación armónica con la femineidad, se inician acciones que serán fructíferas.
De este modo, lo que se realiza es:
  • se pone en marcha el hacer,
  • estableciendo un reconocimiento de cómo funcionan cada género en la interioridad,
  • se activa el despertar de una observación vívida en la cotidianeidad,
  • el campo vibratorio empieza a generar otra resonancia, volviéndose atractivo para la relación, ya que
  • comienza la relación de FEMENINO Y MASCULINO, en sí mismos
  • dando lugar a una notable sensación de integridad
  • lo cual aporta la percepción del verdadero PODER que está implicado en cada uno
  • con un gran incremento de la energía vital, que se va a irradiar.
  • Desarmamos los movimientos habituales, soltando mecanismos de costumbre, desde el cuerpo.
  • Salimos del "estado bebé", inspirando un movimiento hacia vínculos plenos.


  • Sexualidad sagrada y la mujer hoy
    Tomando el poder de lo masculino-femenino
    Sexualidad sagrada, un camino evolutivo









    contáctenos

    tel: (+5411) 4783-9343
    tel ip: (011) 6009-9190
    sms: 011-3660-0048
    ventas@mantra.com.ar


    lun. a vie.
    8 a 20 hs.


    volver a mantra
    www.mantra.com.ar