Suscribite Entrevistas


ininciaciones

LAS DISTINTAS INICIACIONES



Son nueve en total, y antes de su descripción debemos saber un dato importante: no hay un período de tiempo determinado entre una y otra; mucho depende del rayo al que pertenece el aspirante, de su karma individual, y por sobre todo del momento en que se vive. Por esto último en la época actual se pueden dar varias iniciaciones en una misma vida, debido al período especial que estamos viviendo.

Primera y segunda iniciación:
Son muy mentales y el ser puede sufrir mucho porque debe aprender a dar el mando a los cuerpos superiores. Es necesario que haga esto concientemente, y hasta que no lo logre no puede seguir adelante.

Tercera iniciación:
El ser ya comienza a manejarse con la intuición. Empieza a tener conciencia real del trabajo en este plano; se hace más abierto y en algún momento se pone a cumplir con su tarea.

Cuarta iniciación:
Está dedicada a lograr el desapego. Significa que cada ser tiene un karma propio que sólo él mismo debe resolver, y debe aprender a respetar el de los demás.

Quinta iniciación:
Debe conseguirse en gran medida el control del cuerpo físico y sus exigencias. De este modo el canal entre lo superior y lo inferior se expande y los cuerpos superiores dominan.
Durante esta iniciación es estimulado el chakra cardíaco , a fin de obtener un mejor control del emocional y prestar un mayor servicio a la humanidad. Se aprende todo lo concerniente al plano astral; el iniciado debe aprender a estabilizar su vehículo emocional y aprender a actuar en el plano astral con la misma soltura con que lo hace en el físico; aprende a controlar a los elementales del astral y aumenta el valor y la calidad de su trabajo en el plano físico.

Sexta iniciación:
Así como en la anterior se manifiesta el control del físico, en esta debe manifestarse de la misma forma el control del emocional.
Se estimula el chakra laríngeo; esto otorga la habilidad de dar y expresar aquello que sirva de ayuda, a través de la palabra hablada o prestando algún tipo de servicio.
El iniciado aprende a controlar su vehículo mental, desarrolla la capacidad de manejar materia mental y aprende las leyes para construir pensamientos creadores. Profundiza el conocimiento del microcosmos y domina las leyes de su propia naturaleza, lo que le permite tener el dominio de los cuatro subplanos inferiores de los planos físico, astral y mental.

Séptima iniciación:
Se otorga al iniciado una visión del porvenir y son estimulados los chakras de la cabeza (coronario y tercer ojo) .
Ahora, con el cuerpo físico purificado, el emocional estable y el mental controlado, podrá manejar sin peligro sus facultades psíquicas para ayudar a la raza. Es capáz de crear formas mentales claras y bien definidas, de alto grado de vibración y síntesis. Capta el trabajo que debe realizar en el microcosmos y es muy avanzada la parte que desempeña en el macrocosmos. Desarrolla la capacidad de ver y oir en todos los planos y entra en contacto con los Maestros. Aplica las leyes de los tres planos inferiores para ayudar al plan de la evolución; estudia los planos cósmicos y se hace conocedor de las técnicas esotéricas. Aprende a dirigir las actividades de los devas constructores.

Octava iniciación:
El iniciado domina ya el quinto subplano de los planos físico, astral y mental y va en camino de dominar el sexto. Su contacto con los devas es más completo y aprende el significado del color y el sonido.
Tiene a su cargo gran trabajo y enseña a muchos discípulos.

Novena iniciación:
También se la llama Primera Iniciación Cósmica. El iniciado llega al grado de Maestro y es admitido en la Hermandad de Sirio.
Puede recibir dos iniciaciones más, en las cuales aprende a aplicar la ley en el sistema solar.

Bibliografía consultada: "Iniciación humana y solar" de Alice Bailey



Las distintas Iniciaciones
La Ceremonia de Iniciación
Los Siete Senderos








Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar