Suscribite Entrevistas




CURSO DE AUTOCONOCIMIENTO
METODO ANACELIS®

(clase 10)


Hasta aquí vimos primero como conectarnos con el Mental Superior, ya que resulta más fácil creer en la Presencia (como es un ángel, hace bien las cosas).
En general, nos cuesta más creer en el "Yo Real", básicamente porque está dentro nuestro. El Yo Real es Perfección y lo puede TODO. Por eso nos resulta difícil creer.
Debemos dar permiso para que nuestro YO REAL salga y se expanda.
De qué forma? Existen muchas. Puedo recomendar una que es muy fácil de hacer.
Por ejemplo: podemos sentir que cuando respiramos una luz en nuestro corazón se enciende y crece hasta hacer que todo nuestro Cuerpo Físico se ilumine por dentro. Luego vamos a hacer que esta energía salga hacia fuera, abarcando lo más que se pueda. NO DEBEMOS TENER LIMITES PARA EXPANDIR NUESTRA LUZ.
Lo que expandemos es "frecuencia", y esto es como el sonido. Si yo hago un chasquido con los dedos, se produce toda una onda sonora a mi alrededor. Si el sonido del chasquido es más fuerte, las ondas serán más grandes. Voy a alcanzar distintas distancias de acuerdo a lo que produzco.
En este caso estoy dando la orden de que se expanda un centro energético. Lo que estoy expandiendo es frecuencia, entonces puedo dar la orden de que se expanda SIN LIMITES. Es común que desde mis Patrones Mentales me cuesta creer que mi luz no tiene límites.

El "no poder ver nuestra propia luz", también es un juego de nuestra cabeza, no importa. A veces, desde un Patrón de "Desvalorización", nos cuesta ver lo bueno dentro nuestro. La visualización también es un juego de Patrones Mentales. Si tuvieramos una persona delante y cerraramos los ojos, no la veríamos, pero "no es que la hemos hecho desaparecer", sino que simplemente no la vemos; pero la persona sigue estando.
Así sucede con el YO REAL, al momento de expandirlo, se expande.

El "Yo Real" está unido al "cordón de plata"
y está unido a un Cuerpo (a la Presencia) que es frecuencia búdhica.
Entonces lo que estoy expandiendo es FRECUENCIA BUDHICA

En la clase 8, sugerí empezar a invocar a nuestra Presencia pidiéndole que hable por nosotros.
Si esto lo practicamos y observamos el resultado, seguramente nos hemos encontrado diciendo cosas que nunca pensamos que conocíamos. Con esto quiero decir, que también podríamos invocar la Presencia de la otra persona para que hablemos desde Cuerpos Superiores y no intervenga la personalidad de ninguno.
Tratemos de hacerlo por un tiempo. No tenemos nada que perder. Esto se puede hacer mentalmente de la manera que se quiera.
Cuando pase un tiempo de práctica y notemos que nuestra comunciación con el prójimo cambia, estaremos felices por el resultado, ya que empezamos a tener una nueva forma de comunicación con el otro.

Más adelante podemos agregar el YO REAL.
Por ejemplo: si tuvieramos que hablar con alguien con quien generalmente discutimos, podemos decir mentalmente:
"A través de mi Presencia y mi YO REAL invoco la Presencia y el YO REAL del "otro ser" (cada uno pondrá el nombre que corresponda) para que nos comuniquemos en armonía."
Con esto lo que vamos a conseguir es conectarnos a través de Cuerpos Superiores, evitando todo tipo de discordia.
En lo cotidiano podríamos decir, junto con el saludo:

"Mi YO REAL saluda a tu YO REAL con AMOR"

TODOS TIENEN UN YO REAL, los humanos, los animales y hasta las plantas, entonces hagamos siempre esta conexión para que no nos perjudiquen nuestros Patrones Mentales.





Autoconocimiento y las relaciones del trabajo
Curso de Autoconocimiento
Técnicas de Autoconocimiento








Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar