Suscribite Entrevistas




CURSO DE AUTOCONOCIMIENTO
METODO ANACELIS®

(clase 12)


La Ley de Ritmo dice:
"todo va y todo viene, todo baja y todo sube, todo fluye y todo refluye"

También fue llamada "acción y reacción" donde se afirmaba que, a "cada acción" corresponde una reacción.
Esto significa que nada se mantiene en el mismo estado siempre, que todo cumple un ciclo. Por ejemplo, a todo período de actividad le sigue otro de descanso.
En todos los planos y en todos los elementos que los componen se cumple en forma irreversible esta Ley.
Si observamos la naturaleza nos encontramos con las plantas que tras un período de dar frutos, flores y hojas, le sigue SIEMPRE una etapa en que pareciera que duermen, para luego volver a florecer.
Este tiempo de quietud es de vital importancia para el esfuerzo que luego le va a demandar la actividad.
Si hiciéramos este dibujo:


Estaríamos representando un ciclo. Por ejemplo: día y noche, estaciones del año, la vuelta del planeta alrededor del sol, la rueda kármica, etc.
Si partiéramos el dibujo y lo representáramos así:


Estaríamos representando la Ley de Ritmo y se podría decir que marca los períodos de actividad y los de descanso.
Hay que tener muy claro que esos períodos significan DESCANSO y no que baje la frecuencia.
En el tiempo de actividad se movilizan muchas energías, por lo que, luego, se necesita un tiempo de reacomodamiento a la nueva frecuencia.
SIEMPRE un período de actividad es superior al anterior.

En este plano nos manifestamos a través de tres cuerpos inferiores (físico, emocional y mental) que, además tienen su propia Ley de Ritmo que es necesaria respetar.


El ser tiene la necesidad de aquietarse un tiempo, por eso son necesarias las vacaciones. También existe un día a la semana para descansar.
A su vez, cada uno de nuestros cuerpos requiere un descanso. Nuestro cuerpo físico necesita dormir; nuestro cuerpo emocional necesita un tiempo de "no hacerse problemas" y nuestro cuerpo mental requiere de un período en que no quiere ni siquiera leer.

ES MUY IMPORTANTE RESPETAR ESTOS TIEMPOS.

Cuando se comienza con el trabajo de patrones mentales, al haber mayor movilización de energía, se notan más los requerimientos de esta Ley. En general, cuando se respetan a tiempo estas necesidades se requieren:
Tres días de no hacer ningún trabajo energético.
Un día de descanso para cada cuerpo, cuando el requerimiento es de alguno de ellos por separado.
Para identificar cuando es un requerimiento de cuerpos por Ley de Ritmo, a diferencia de lo que es la activación de un mecanismo de defensa del patrón mental que estuviéramos trabajando en ese momento:
Nos preguntaremos si existe alguna sensación en alguno de los cuerpos, como dolor, estado de irritación, cansancio, falta de vitalidad, enojo o cualquier otro estado que denote malestar.
Si esto sucede, sabemos que se trata de un mecanismo de defensa, en este caso, intensificamos el trabajo. Si no existe ninguna sensación salvo la necesidad de descansar, estamos ante la necesidad de aquietamiento. Hay que respetarla, ya que de no hacerlo, estaríamos dando el mando a un patrón de autoexigencia, que comenzará a emitir, entorpeciendo toda nuestra historia. Con el agravante que, de prolongar mucho tiempo esta situación ocasionaremos un problema a nivel físico, enfermándonos y teniendo que respetar la Ley por medio de un estado de quietud forzado.





Autoconocimiento y las relaciones del trabajo
Curso de Autoconocimiento
Técnicas de Autoconocimiento








Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar