Suscribite Entrevistas


felicidad

MEDITACION TRASCENDENTAL
Testimonio



Comencé a practicar la técnica Meditación Trascendental (MT) a los 68 años, poco después de mi jubilación, ahora a mis 82 años pienso que ésta fue la decisión más trascendental y afortunada de mi vida. Después de haberme dedicado a la enseñanza e investigación por más de 35 años, miraba con cierto recelo mi retiro. Lo deseaba si bien es cierto, pero me temía que aún no había encontrado mi plenitud y dentro mio crecía la inquietud ¿hacia dónde ahora? Supe de la MT gracias a una vecina a quien solo saludaba de buenos días o buenas tardes y admiraba la serenidad y la dulzura que irradiaba, amen de envidiar su jardín y sus rosas. Me enteré del fallecimiento de su esposo y me animé a ir a darle el pésame. Me recibió con gran sencillez y naturalidad. En su casa había una atmósfera de paz que invitaba a relajarse. Su esposo padeció un cáncer súbito incurable.
La muerte nunca fue algo aterrador, inesperado, las últimas semanas las vivieron en gran comunión y compañerismo repasando sus recuerdos y organizando sus asuntos. Algo había en su forma de ser que me llamaba grandemente la atención, algo que era diferente de cualquier otra persona conocida, una cualidad que yo quería para mi propia vida, me dijo que ella y su esposo habían estado practicando MT por varios años, y de inmediato me di cuenta que eso es lo que yo quería saber ¿qué la hacia tan estable y tan a gusto con la vida? Me invitó a una charla introductoria y de inmediato comencé el curso de MT de 4 días.
Estaba realmente interesada y curiosa de descubrir el fondo de mí misma. La técnica tenía sentido en su explicación científica, estudios formales realizados por las mas importantes universidades e institutos de investigación internacionales, y desde el principio obtuve la inmediata comprobación de sus beneficios en mi experiencia personal. Despertar cada mañana con el entusiasmo de practicar mi meditación por 20 minutos es como abrir un nuevo regalo cada día, me generaba un bienestar general, me sentía más contenta y con una nueva vitalidad, pero el mayor beneficio, que yo no había notado pero otros sí, fue que estaba cambiando. ¡A mi edad! No que fuera una persona diferente, pero si era más accesible, más tolerante, relajada y sobretodo dispuesta a olvidar mi tono pontificio de académica. Debe haber sido muy notorio el cambio pues la gente me comenzó a preguntar qué estaba haciendo, les dije sobre la MT y como resultado casi toda mi familia y diversas amistades comenzaron. Mi hijo mayor que acababa de pasar por un difícil divorcio, llevó a mis nietos adolescentes y me comentó que su meditación era la mejor ancla para su vida emocional y el lazo más íntimo que compartir con sus hijos.
Toda mi vida profesional me la pasé aprendiendo y enseñando habilidades para desarrollar una actividad exitosa en la vida.
Era una verdadera catedrática en mi disciplina y eso me generó diferentes honores, pero en el fondo seguía siendo la niña que interroga a las estrellas sobre los secretos de la vida. En ningún lado aprendí la habilidad fundamental, la Ciencia del Ser y el Arte de Vivir. Conocerse a si mismo no consiste en tener información para llenar un formulario, saber quienes somos y cual es nuestro origen es algo que tenemos que experimentar directamente, la esencia de lo que estamos hechos, la fuente del pensamiento la inteligencia pura, la conciencia pura. Nuestro origen y nuestro destino. El objetivo fundamental de nuestra vida. El propósito de la técnica de MT es precisamente ponernos en contacto con la fuente del pensamiento, con el origen de todo en el universo. Desde esta perspectiva es fácil entender las leyes de la naturaleza y realmente comprensible que el PROPOSITO DE LA VIDA sea LA FELICIDAD. Aún desde una silla de ruedas, una cama de hospital, podemos seguir usando nuestro potencial mental, practicar MT es lograr una VIDA PRODUCTIVA de la forma más inteligente y total de una forma simple y sin esfuerzo. El programa MT no es una filosofía, no es una creencia. Es una técnica sumamente sencilla que cualquiera puede practicar y beneficiarse de ella. Millones de personas de todas la edades, religiones y campos educacionales que la practican lo saben. Proporciona un descanso profundo disminuyendo la tendencia a enfermarse, marcando un importante retroceso en el proceso de envejecimiento y un incremento de auto-satisfacción. A nuestra edad es imposible guardar secretos, irradiamos bienestar, salud y felicidad con mayor transparencia y eso nos hace tremendamente atractivos, nuestro encanto ya no es efímero y superficial, sentirnos bien con nuestra vida es enviar el mensaje de que la vida esta bien, es hermosa a cualquier edad! El primer conocimiento que debemos tener es el conocimiento de la naturaleza de la vida misma. La Ley Natural, que se expresa en el cuerpo humano y en todo el universo, surge de su aspecto global, no manifiesto, que yace en la propia conciencia. Contacte con su conciencia, este valor silencioso, fuente de bienaventuranza, conocimiento puro y poder organizador infinito, a través de la MEDITACIÓN TRASCENDENTAL de MAHARISHI.


La meditación
El camino real de la Meditación
Meditación de la Rosa Mística
Meditación Trascendental Meditación Vipassana
OSHO
Los 10 mandamientos de Osho
Visualización Creativa







Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar