Suscribite Entrevistas




TRANSITANDO NUEVAS MANERAS DE EDUCARNOS



¿Qué es la nueva Educación?
Es una mirada holística que integra todos los aspectos del Ser Humano: físico, psíquico, emocional, intelectual, espiritual, y que nos facilita técnicas pedagógicas y didácticas para aprender con los niños y los jóvenes de manera fluida y amable. La Fundación pedagooogía 3000, es un ejemplo concreto de ello y viene trabajando en todo el mundo desde el año 2008 con tal fin.

¿Qué es una mirada Holística?
Es una perspectiva teórico-práctica desde un paradigma integrador. Afecta la disciplina educativa y de la psicología, integrando todas las perspectivas teórico-practicas que han sido desarrolladas hasta la fecha. Así, llamamos Educación Holística a aquella que al momento de Educar, considera los saberes y experiencias de "todos los participantes" que se están educando en ese momento y contexto.

¿Qué es un Paradigma?
Es un conjunto de creencias establecidas y con valor de Verdad en una sociedad determinada. La perspectiva del Paradigma Holístico en Educación se encuentra en proceso de descubrimiento y fortalecimiento actualmente.
Es propósito de nuestra tarea cotidiana construir y reforzar el paradigma holístico en una Nueva Educación, porque ya está comprobado que:

La infancia, los educadores y las familias atraviesan una crisis de malestar en las instituciones educativas que se sostienen con el Paradigma moderno de fragmentación de los saberes y de las herramientas pedagógico-didácticas.

A esa crisis se le agrega la búsqueda de propuestas alternativas que mejoren la Educación y la calidad de Vida de todos los que participan.

En este camino, aceptamos el desafío de educarnos de otra manera, más integrada, más sencilla, más amable, más holística y desde el Alma donde se halla la Esencia del Ser.


Les proponemos algunos concepciones para cocrear una Educación Holística y desde el Alma en Conciencia:

Todas las personas estamos en esta tercera dimensión y en este planeta para evolucionar y aprender reconectados con la Fuente.

El aprendizaje es intrínseco a nuestra especie a través del lenguaje y las facultades psíquicas y parapsíquicas, estas últimas menos reconocidas en el ámbito científico hegemónico. Las podemos desplegar con el aporte de infinidad de autores de este tiempo que demuestran la funcionalidad de los cerebros humanos de una forma distinta a la explicada por la ciencia moderna. A la fecha, se reconoce en los Círculos científicos la Teoría de las Cuerdas como base del Universo, luego de la ley de la relatividad y la del desdoblamiento del tiempo. Dichas leyes nos dan una base científica para abrir el juego de otra manera, y describir el movimiento de la realidad ya no de manera lineal, sino contingente y múltiple, y también, otras explicaciones de cómo aprendemos esa realidad.

Los niños, desde que nacen, aprenden con el despliegue de múltiples inteligencias. Cada cual despliega la suya según la misión determinada por el recorrido de su Alma, y sellada en su ADN, según sostendremos aquí como enunciado recibido y canalizado. Así, por ejemplo, todos pueden ir a la clase de música, pero aquellos que resuenen en la música, la aprenderán verdaderamente y desarrollaran su Ser y su propósito desde ella.

El "resonar" es un despertador que portamos todos los seres humanos que nos da señales internas de aquello que nos agrada y aquello que no, que nos indica "lo familiar", "lo distante", lo "desconocido". Se manifiesta en diferentes chacras según la persona. Algunos pueden sentir una vibración en el plexo, otros fuertes pulsiones en la cabeza, otros emociones, y otras infinitas manifestaciones físicas, psíquicas y emocionales que dan cuenta del hecho de "reconocer" la señal y poder estar consciente de ella, es decir, "darse cuenta que algo está pasando en sí mismo a partir del estímulo exterior".

Los acostumbramientos y condicionamientos externos creados desde los Poderes del control de la humanidad, como por ejemplo los dogmas, las creencias manifiestas en doctrinas, y también en la creación de la psicología moderna -desde el conductismo a la fecha-, han sido la base del olvido de ese resonar en los seres de las sociedades a los largo de la historia de la humanidad. En los últimos tiempos se profundizó con la industria y la expansión del consumo, donde aquello que se siente se tapa con objetos externos que "alienan" aún más al Ser que aquí llamamos "Ser que aprende", como Ser dinámico de esta Aprendilogía para el Alma.

Cualquier método para aprender que quiera posibilitar el despliegue del Ser, será abierto, integrativo y respetuoso de ese Ser que aprende. Ningún humano es igual a otro, en consecuencia ninguna manera de aprender será igual a la otra. Cada cual tiene su forma, y los especialistas en aprendizaje tendremos que favorecer el despliegue y conciencia de esa manera única, singular.


Las Secuencias DI que enunciamos a continuación son un sistema de acercamiento a estas nuevas maneras de aprender, son canalizadas, co-creadas y explicitadas en tal sentido.

Dinámicas: en movimiento permanente se podrán repetir según se necesiten. Serán adaptables según el grupo, la interacción y las características de quien este aprendiendo y enseñando.

Divertidas: todo aquello que signifiquemos desde nuestro nacimiento, contiene en sí mismo un sentido de alegría. Aquello que no lo hace, nos aburre, lo olvidamos, nos entristece. Aprender a leer y escribir imponiendo métodos solo ha conllevado mayores dificultades de aprendizaje. Es sencillo ver que quien está feliz aprende más rápido.

Divinas: porque conecta a cada Ser humano con su esencia Divina. La Fuente inicial que nos trajo hasta aquí, y con quien hacemos este proceso maravilloso de evolución y aprendizaje, le da contenido holístico y espiritual a la pedagogía como herramienta humana.

A la fecha reconocemos que las herramientas de evolución humana vacías de contenido espiritual nos ponen en situación de EGOcentrismo racial, como así también fenomenológicamente y ecológicamente en riesgo.

Las nuevas generaciones están aquí y ahora, ya listas para el desarrollo de su Ser, desde que nos miran al nacer. Dependerá de quienes estamos en esta época colaborar o no en su enajenación, o alienación con lo externo. Van estas secuencias y estas reflexiones como un aporte a los nuevos facilitadores del aprendizaje en la Luz y el Amor de la Fuente, que todo lo pulsa en la Reconexión con lo Uno.


¿Y qué entendemos por Conciencia?

Conciencia se define como el conocimiento que un individuo tiene de sus pensamientos, sus sentimientos y sus actos. Como tal, la palabra proviene del latín conscientîa, y esta a su vez del calco del griego syneídesis, compuesta por el prefijo syn, que significa 'con', y eídesis, que traduce 'conocimiento', es decir: con conocimiento.

La conciencia es la capacidad propia de los seres humanos de reconocerse a sí mismos, de tener conocimiento y percepción de su propia existencia y de su entorno. En este sentido, la conciencia está asociada a la actividad "no solo mental" que implica un dominio por parte del propio Ser sobre todos sus sentidos, pensamientos y totalidad. Así, una persona consciente es aquella que tiene conocimiento de lo que ocurre consigo y en su entorno, mientras que la inconsciencia supone que la persona no sea capaz de percibirlo.
También, conciencia es la capacidad de conocerse a sí mismo. Una tarea personal del descubrimiento del Ser, reconociendo y diferenciando la personalidad,el ego, su esencia como parte de Todo.
Filosofar, meditar, ahondar en quién soy, para qué estoy.

Tomar conciencia nos lleva a niveles de profundización, pero no por esto nos desentendemos de todo lo que nos rodea, al contrario, ser conscientes es incorporar a nuestro mundo interior el mundo exterior, ya que el Ser es en su entorno, y al mismo tiempo el entorno lo modifica.
La conciencia nos hace responsables de nuestros actos. Nos hace darnos cuenta de cómo dichos actos modifican a un otro, situación o cosa, y que a la hora de obrar podamos conducirnos de acuerdo a valores morales.
Los criterios de valor, por bien o mal, son los que determinan la conciencia moral, según normas establecidas de lo que es bueno o malo acorde a cada sociedad, cultura o religión. Están estructurados en las creencias de dualidad de la tercera dimensión.

Este Ser que educamos aquí y ahoraestá en la tercera dimensión, pero Todos estamos llamados en este tiempo Arcoíris a integrar todas las dimensiones, estando aquí en el Tierra, desplegando nuestro Ser.

Esa es la tarea de educarnos en este nuevo tiempo. Todos y cada Uno están haciendo la experiencia de reconectar con su Esencia, integrando todas sus dimensiones, por todos los diferentes e infinitos caminos que este planeta nos ofrece, ¡y es maravilloso!










Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar