Suscribite Entrevistas


Pensamientos


Uno de los pasos a realizar en el Sendero es aceptar nuestra realidad tangible. Somos seres falibles y, ante todo nos abruma lo que, a veces sin saberlo, nos hemos creado nosotros mismos.
Cuando aprendemos a aceptar la vida que nosotros nos hemos creado; cuando reconocemos que la Verdad está dentro de nuestra realidad diaria; nos damos cuenta de que teníamos pensamientos y actitudes erróneas.
Nos damos cuenta que nuestro comportamiento, hacía las cosas más difíciles y, finalmente sentimos una tremenda necesidad de cambiar.

Otro aspecto importante en el Sendero, consiste en trabajar para encontrar la Chispa Divina, nuestro Ser interno que es el que nos Guía y nos ayuda en el logro de los cambios que necesitamos realizar. Este es un trabajo constante. Nadie puede hacerlo por nosotros. Solo uno sabe qué es lo que necesita modificar. La Guía interna nos enseña a discernir, es decir, a "separar el trigo de la cizaña".
Nos enseña qué es lo correcto y que no. Luego, por más tiempo que permitamos que nuestra mente nos engañe, llegaremos al punto de ajuste, en el tiempo preciso. El asunto nos hace el famoso Clic!.

Las resistencias que surgen en el transcurso son las mejores maestras. Una resistencia está mostrando que algo no debemos hacer. Quizás, aquello nos resulte duro, difícil o tratemos de negarlo... Encontramos en ella toda una gama de emociones negativas. Lo cierto es que, si no hacemos nada por mejorarlo, en algún momento (posiblemente el menos propicio); regresará la misma situación. Esto nos lleva a replanteos y más replanteos, hasta que nuevamente llegamos a la aceptación, aunque pueda se doloroso. Ojo! No hay culpas, ni culpables, solo algo que aprender.

En éste lugar necesitamos de nuestra voluntad; nuestra conexión con el Ser interno depende en mucho de nuestra voluntad.
También depende de nuestro nivel de egoísmo. Como el ser humano desconoce el Amor de Dios, es lógico que lo confunda con las diversas formas de apego.
Los apegos son parte de las resistencias más comunes. Es importante trabajar con ellos para ir quitándoles fuerza... Algo similar ocurre con la muy mentada ansiedad. En la medida que nuestra comprensión de nosotros mismos y de los demás vaya en aumento, las ansiedades van perdiendo poder.

Entonces la vida comienza a transcurrir como una corriente, en la que nosotros no estamos inmersos, sino que, logramos observarla sin dejar que nos arrastre. No es fácil, pero tampoco es imposible.

La felicidad es la medida de nuestra conciencia...

Diana Mandelli
desde Buenos Aires, Argentina









Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar