Suscribite Entrevistas


radiestesia


RADIESTESIA



Un sacerdote francés, llamado Mermet, usó el nombre de Radiestesia para designar una práctica de diagnóstico. Se sabe que en la época medieval se podía detectar a través de una vara la presencia de aguas subterráneas y conocer también su potabilidad.
Del mismo modo, se podía localizar en personas los órganos enfermos con la misma técnica.
Además de utilizar varas, se usaban también los bien conocidos péndulos que fue el instrumento que finalmente eligió Mermet para su técnica de diagnótico médico llamado Radiestesia.
El argumento que utilizó él fue que todas las sustancias, (cuerpo humano inclusive) emiten radiaciones positivas y negativas que pueden detectarse e inclusive identificarse.
La forma en que se utiliza un péndulo es poniéndolo sobre el objeto al cual se quiera tener información. Según como gire el mismo, se tendrá la respuesta que se está buscando.
Siempre se hacen preguntas en donde el péndulo tenga la posibilidad de responder "si" ó "no". Quiere decir que si el péndulo gira en sentido de las agujas del reloj, la respuesta es positiva (si); en cambio si gira en sentido opuesto es negativa (no).
Todo absolutamente todo tiene energía y emite radiaciones. La Radiestesia es la Ciencia o el Arte de captar esas radiaciones y todas las personas con un entrenamiento son capaces de percibirlas, captarlas y utilizarlas para su provecho o el de los demás.
La Radiestesia es una herramienta extraordinaria que ayuda a conectar lo invisible y lo abstracto a lo concreto y visible. Conecta a la mente con el cuerpo, integrando un solo conjunto y un solo propósito.
En Radiestesia creamos un tercer idioma que une mente y cuerpo y nos da la posibilidad de acceder a respuestas que conocemos o que recibimos pero no podemos decodificarlas por nosotros mismos sin la ayuda de amplificadores como lo son los instrumentos radiestésicos.
Las corrientes de agua subterránea, los yacimientos minerales, los tesoros hundidos o enterrados, objetos y personas perdidas, corrientes telúricas, zonas geopatógenas, contaminación electromagnética, animales, plantas, salud humana, y todo lo que cause alteración en el conjunto de emanaciones diversas que componen el equilibrio de la naturaleza, son sujetos de nuestro interés y prospección radiestésica.
Todo en el mundo y el universo es un conjunto de emanaciones diversas, en magnitud, forma, frecuencia, amplitud, longitud y dirección. Estas emanaciones son definidas bajo el concepto de Energía.
Es importante para el Radiestesista comprender que ante lo que él está es un fenómeno físico, que se explica de la siguiente manera:
Los seres vivos, por su composición bioelectroquimica y fisiológica, poseen una cualidad receptiva de estas emanaciones o fuentes de energía y se le conoce hoy en día como BIORECEPCION.
En el caso de las plantas esta diferencia de Biopotencial solo se puede registrar mediante electrodos conectados a un equipo sensible de medición de voltaje.
Los animales y los seres humanos experimentan esto mismo y puede ser registrado de la misma forma, pero además puede hacerse notar dicha variación de forma mecánica, ya que también se da una respuesta Neuromuscular que se amplifica con herramientas sencillas.
Hasta aquí la Radiestesia es un fenómeno físico. La interpretación de los instrumentos es independiente ya que en ella intervienen una serie de factores que dan un infinito de vertientes posibles. Cada individuo tiene un conjunto neurofisiológico distinto, huesos, músculos, sistema nervioso, etc... Los estados, emocional y mental, también intervienen en el desarrollo de cualquier prospección. En este terreno encausamos la Radiestesia por rumbos insospechados y a la vez desconocidos, que pueden ser atribuidos al otro 95% que no conocemos de nuestro cerebro.
La base de la interpretación de los movimientos surgidos de los aparatos de amplificación Neuromuscular, herramientas radiestésicas, como el Péndulo, el aurameter, las varillas, la varilla replegada, la horqueta ,son de carácter individual, pudiendo cada individuo colectar todo un sistema de códigos de interpretación personal, que le sirven para identificar, con cierta precisión, los elementos de su búsqueda o rastreo pero teniendo en cuenta que nosotros somos el principal instrumento y los demás son simples amplificadores.
Para entender la RADIESTESIA es necesario alejarse de ella un momento y hablar de la universalidad y de la materia de que estamos formados en el universo en que vivimos, a través de una serie de manifestaciones que indican su existencia y entre ellas la vibración de una realidad innegable, que va de la partícula más pequeña a la más grande.



Para que sirve la Radiestesia
Radiaciones nocivas para nuestra salud









Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar