Suscribite Entrevistas


dietas

LAS DIETAS



Para muchos de nosotros, la urgencia de una dieta, a pesar de nuestros fracasos y los de legiones de personas, resulta inevitable. Como no podemos regir tantos aspectos de nuestro destino, nos ilusionamos pensando que podemos dirigir el destino de nuestra propia carne.
Parte de la trampa de los rituales de la dieta es que es simbólica. Tiene que ver con mucho más que la simple pérdida de peso: es la ilusión de una forma de limpieza física y espiritual, es la promesa de una vida mejor, de un ser mejor. La mayor parte de los estudios demuestra que de cada 100 personas que pierden peso, 95 lo recuperan en la misma medida que lo perdieron y a veces más.
Sin embargo, los rituales siguen atrapándonos, aunque tengan un alto costo emocional y psicológico: frustración crónica, irritabilidad, depresión, trastornos graves de la conducta alimentaria.
Caemos en esto porque la industria de la dieta nos hizo creer que la delgadez es sinónimo de una salud mejor. Esto es cierto en algunos casos, pero nuevas evidencias están llevando a los científicos a ser más escépticos respecto de este tema.

Comer poco engorda

Vivimos en una cultura del éxito rápido y la mayoría quiere resultados inmediatos. La fuente principal de información al público sobre las dietas de bajas calorías proviene de incontables libros de dietas que aparecen cada año y de la cantidad de dietas publicadas cada mes en revistas y diarios.
La mayor parte de estos libros o artículos periodísticos proclaman desarrollos sorprendentes y "nuevos" dentro de algún aspecto de la ciencia dietética: por lo general son efectos sobre la bioquímica del organismo, que influyen en la pérdida de peso. Obviamente el objetivo principal es presentar a la dieta en cuestión como la más novedosa, "indolora" y eficaz, cuando la realidad es que muchas de ellas no lo son y algunas tienen efectos probadamente dañinos.
Para decirlo claramente: las dietas estrictas y restrictivas pueden conducir al aumento de peso y a comer compulsivamente. Cada vez que una persona restringe muchísimo su ingesta de calorías durante más de unos pocos días, el metabolismo basal disminuye. Esto significa que las funciones esenciales para la vida se llevan a cabo con un menor gasto de energía.

Conclusión:

La dieta ha conducido directamente a un aumento de peso; el efecto yo-yo (bajar-subir-bajar-subir) se traduce en verdaderas catástrofes: tras cada nueva dieta se requiere más tiempo para perder el mismo peso y menos tiempo para volver a aumentarlo.
Todas las evidencias demuestran que la restricción calórica moderada, con un régimen de comidas que utilice preferentemente alimentos naturales no procesados, fibra y cereales integrales, ayuda a disminuir de peso y a no recuperarlo durante mucho tiempo. El renunciamiento, en todo caso, debería focalizarse en abandonar la búsqueda de un método rápido y milagroso y decidirse a comer más conscientemente, lo cual requiere un compromiso a largo plazo.

Menos dieta y más respeto:

El culto al aspecto exterior como medida del valor social de la persona, la creencia de que todos podemos tener la apariencia de una modelo profesional, el convencimiento de que los defectos corporales reflejan una deficiencia del carácter, y el hecho de que la acción de comer se considere a la vez como un placer y un pecado, forman parte de lo que se denomina "las trampas del cuerpo" dentro de nuestra cultura. Estas trampas se han convertido en lazos dobles y hasta triples que limitan otros aspectos de nuestras vidas: la felicidad, las amistades, la carrera profesional, la familia.
En la actualidad muchas mujeres se sienten como mutantes; nadie desea sentirse diferente, expuesto o inaceptable. Así que seguimos una dieta, hacemos ejercicio, nos alteramos los rasgos mediante cirugía estética...
El primer paso para romper con las trampas corporales está ligado a tratar al cuerpo con más respeto. Cuando le damos a nuestro cuerpo lo que realmente necesita, incluyendo movimiento, alimentos saludables, placeres sensuales y relajación, el organismo reacciona agradecido. No le pidamos que, a fuerza de dieta y autoprivaciones, nos compense de una vida que quizás está resultando insatisfactoria en los terrenos del alma.


Causas
Cómo bajar el colesterol
Listado de las Enfermedades y sus causas
Nuevos descubrimientos sobre tratamiento y prevención
Obesidad
  • Las dietas
¿Qué nos dicen las enfermades?
S.I.D.A.






Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar