Suscribite Entrevistas


feng shui

EL FENG SHUI Y EL PAISAJE



En el Universo todo es energía. Nosotros somos energía, las plantas son energía El Sol, la Madre Tierra, el agua, el aire son energía. Todo el entorno esta saturado de líneas de energía de diversas densidades y que vibran a diferentes frecuencias. Las fuerzas invisibles como las ondas radiofónicas, o las ondas electromagnéticas que emanan de la Tierra y de las venas de agua subterráneas, deben tenerse muy en cuenta en el momento de elegir el lugar para la vivienda y su jardín.
En la practica del Feng Shui no hay nada mágico ni esotérico. Se trata de un arte y una ciencia. Un arte porque mejora a medida que se utiliza y una ciencia porque se utilizan fórmulas, métodos y técnicas especificas para equilibrar las energías del espacio vital con las energías del medio ambiente.
En el interior de una vivienda o lugar de trabajo se ocupa de las formas, los colores, la ubicación de los muebles, la orientación de las aberturas, de manera tal que las energías de las personas que la habitan interactúen en armonía con el espacio.
En el exterior se ocupa de estudiar el paisaje inmediato, las formas y orientaciones de los terrenos, las construcciones cercanas; árboles y plantas que rodean la construcción, la presencia del agua, la red eléctrica y su impacto, la calidad del aire, del suelo y su vegetación y la situación geográfica.
Si la vivienda esta rodeada por un jardín vibrante y exuberante, con un equilibrio entre luz y sombra, con colores armónicos, la familia que la habite será feliz; sus relaciones interpersonales gozaran de armonía, y su trabajo dará los frutos deseados. Gozaran de una buena salud y todos sentirán un extraordinario entusiasmo por la vida. A esto se le llama un buen Feng Shui, lo que significa que las energías que rodean el lugar están equilibradas entre sí y son benéficas. Los que habitan el lugar tendrán "buena suerte".
En cambio, si la vivienda esta rodeada de una vegetación desvitalizada, con un crecimiento desarmónico debido a la mala orientación, si el césped se seca o las plantas en determinados sectores del jardín se mueren, o tiene la presencia de objetos puntiagudos, o la pileta apunta en forma agresiva a la casa; entonces el entorno esta impregnado de energía negativa. A esto se lo llama un mal Feng Shui, por lo tanto no puede haber prosperidad, salud ni felicidad.
Para lograr un buen Feng Shui se emplean conceptos tales como las fuerzas complementarias del Yin y el Yan, se tienen en cuenta los ciclos productivos y destructivos de los cinco elementos, las orientaciones más adecuadas y el elemento predominante para cada persona de acuerdo a su fecha de nacimiento. Ya sea que el jardín que rodea una vivienda sea grande o pequeño, se deben tener en cuenta ciertas reglas para garantizar que los elementos no afecten a la vivienda.
    Se deben estudiar cuidadosamente las formas de los accesos, del terreno, y de los adornos. Las glorietas y pérgolas, los estanques, estatuas e invernaderos deben ser ubicados y diseñados con mucho cuidado.
    La orientación del terreno que rodea una vivienda determina la calidad de energías que envuelven a la misma afectando a sus moradores.
    La topografía, el tipo de suelos y colinas deben analizarse cuidadosamente para determinar que especies de árboles y plantas se deben sembrar para cultivar la buena suerte.
    Los elementos artificiales como los desagŁes pluviales, las cámaras de inspección, las cañerías de desagŁe cloacal, la ubicación de pozos negros o cámaras de tratamiento, y las farolas o postes de iluminación son de vital importancia para que las energías que rodean la vivienda sean favorables.
    Se estudia la dirección del viento predominante y los aromas del aire, porque tanto la dirección como la fuerza del viento van a determinar que sectores del jardín deberán protegerse de las inclemencias del tiempo en las distintas épocas del año.
Ejemplos: Se aconseja ocultar de la vista los postes de electricidad con plantas. Las columnas cuadradas se consideran desfavorables, ya que cada arista esta enviando energías que apuntan como flechas hacia las cuatro direcciones, es por eso que se aconseja cubrirlas con enredaderas. Si el jardín de frente de una vivienda crece en forma desordenada, sin cuidado, y se transforma en una selva tapando el acceso a la misma, seguramente producirá un mal Feng Shui para sus ocupantes. En cambio, si el espacio que rodea la vivienda es un terreno árido, sin plantas, ni árboles también genera una mal Feng Shui. Se trata de buscar el equilibrio y la armonía todo el tiempo.
Cuando un jardín florece y su aroma llena el aire es cuando el ch'i es más benéfico; y es entonces cuando la tierra es fértil y el agua fluye abundantemente, así como el sol y la sombra, todo lo cual sugiere el equilibrio de los cinco elementos y su ciclo productivo. La tierra, el aire, el agua, el metal y el fuego están en armonía. Una correcta utilización de los elementos, el respeto por todos los seres vivientes, el respeto por las leyes de la Madre Naturaleza, darán como resultado una larga y próspera vida para todos los seres que habitan el Planeta.

Ya lo expresó San Francisco de Asís en una carta que le enviara a su Hermano Fray León:
"La creación se siente avasallada por la prepotencia orgullosa del hombre, y por eso ella reacciona con hostilidad. Y así el agua inunda y ahoga, el fuego incendia y quema, el lobo tritura y devora, el león despedaza, la serpiente pica y mata, las tempestades asolan, el granizo destruye las cosechas, las fuerzas aéreas se confabulan para transformarse en rayos de muerte, las fuerzas telúricas se tornan en terremotos desbastadores, las enfermedades atacan, y sobre un negro corcel avanza victoriosamente la muerte como venganza inapelable contra la prepotencia del hombre. Es la respuesta de la creación...
Toda mi vida no hice sino amar y el primer mandamiento del amor es dejar vivir a los vivientes. Oh hermano León, si respetáramos, si reverenciáramos todo lo que vive, mas aún, todo lo que es, la creación seria un hogar feliz. Y te añadiré una precisión, hermano León: respetar particularmente lo débil e insignificante. Lo grande se hace respetar por sí mismo. ¿Qué gracia tiene respetar a un león o un rinoceronte? Su superioridad intelectual la debería utilizar el hombre para cuidar, proteger y ayudar a vivir a los vivientes.
De mi parte, he procurado ser el hermano más pequeño entre los vivientes, en especial entre los más frágiles. Hermano León, como me hubiera gustado poner en la Regla esta cláusula: Yo el hermano Francisco, siervo inútil, pido de rodillas a todos los hermanos del mundo que no solo respeten sino tambien veneren y reverencien todo lo que vive, todo lo que es".



Armonizar el área de la abundancia
Aplicaciones del Feng Shui
Aplicando Feng Shui en Comercios
Armonizando el Chi personal
Auditoria
Bioconstrucción
Cómo influencia en nuestras vidas el color
Cómo limpiar espacios energéticamente contaminados
Construcción y diseño Feng Shui
El arte del Feng Shui
El buen dormir con Feng Shui
El desorden y el Feng Shui
El Feng Shui y el paisaje
El Feng Shui y la Música en nuestro hogar
Feng Shui, el significado
El Feng Shui y la Vida Humana
Feng Shui para los negocios
Feng Shui, breve reseña
Feng Shui: una visión moderna Medicina del habitat
Las diferentes escuelas y las tendencias actuales
Las fuentes de agua en el Feng Shui
Las herramientas del Feng Shui
La primera impresión cuando abrimos la puerta al llegar
Los edificios también tienen karma
Los cinco elementos
Para que sirve la Radiestesia
Qué es el Feng Shui
Reconociendo las zonas PA-KUA
Simbología
Un hogar mágico
Usando el Feng Shui para vivir a pleno






Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar