Suscribite Entrevistas


gimnasia

GIMNASIA DE CENTROS DE ENERGÍA



La importancia de estar concientes durante la gimnasia de centros de energía
Es un camino de ida, de decisión y de voluntad, querer estar atentos al lo que va emergiendo durante cada encuentro. En tanto que es posible obtener provecho de esta gimnasia si la conciencia está en una actitud de "auto-observación", pero una observación desprejuiciada, desnuda, desprovista de evaluaciones, que casi siempre obstaculizan la apertura y la toma de conciencia de nuestras potencialidades naturales y nuestros límites corporales, mentales, emocionales y espirituales.
¿Pero donde centrar nuestra conciencia al movernos y expresarnos, en los asanas, en la relajación y la meditación?

El sistema de centros de energía se apoya en un método de trabajo en donde resalta la importancia de focalizar el movimientos desde los diferentes centros de energía o chakras, lo cuales son siete: centro bajo, lumbo-sacro, medio, cardíaco, laríngeo, frontal y coronario. De los cuales la búsqueda está puesta en las posibilidades de apertura, movilidad, soltura, entrega, no control y economía de esfuerzo, en donde integramos lo corporal, mental, emocional, espiritual y la vida de relación.
Entonces nuestra conciencia está atenta a lo que emerge naturalmente, o reconociendo nuestros impulsos de agresividad o de excesivo control que limitan la expansión de nuestro ser.

Hablemos un poco sobre los diferentes momentos de la clase y donde está puesta nuestra conciencia.
El primer momento del encuentro es observar como llegamos corporalmente de la casa, del trabajo, del afuera, y lentamente nos vamos adentrando al trabajo, respetando concientemente el estado del "aquí y ahora" corporal y mental.
El segundo momento es comenzar a movernos desde la barra y entrando en una fase dinámica y expresiva desde nuestras piernas y, desde allí, hacia el centro de energía que objetiva la actividad. Se trabaja un centro diferente en cada clase, siguiendo el orden presentado. La actitud de auto observación estará en lo posible presente todo el tiempo.
El tercer momento esta formado por los asanas que son posturas del yoga. Aquí se focaliza en la búsqueda de la apertura articular, flexibilidad, concentración, como así también sobre la relajación simultanea de otras partes de nuestro cuerpo. (discriminar tensión -relajación).
Y el cuarto y último momento es la meditación en donde se integra todo el trabajo realizado o donde simplemente se busca silenciar a la mente, la quietud por medio de las posturas correctas y la respiración conciente.

Pero ¿para qué nos sirve estar atentos y concientes de lo que vamos explorando, moviendo, descubriendo y conociendo de nosotros mismos y de los que nos rodean?
Está comprobado que donde esté puesta la conciencia converge mayor volumen sanguíneo, con la posibilidad de aumentar su circulación y eliminar las toxinas, que por ejemplo se generan en las tensiones o contracturas musculares de la vida cotidiana y laboral.
Y cuando los adeptos sean capaces de ejecutar los movimientos de modo relajado y concientemente la economía energética aumenta y se sienten más llenos de vitalidad para enfrentar su "vida toda".
Claro que la experiencia me ha demostrado que esto lleva tiempo, paciencia y compasión... dejando poco a poco atrás con mucha amorosidad... los condicionamientos mentales y corporales que fuimos adquiriendo desde nuestra infancia hasta el hoy mismo.

Y como cierre quisiera señalar que es indispensable que un adulto restablezca muy pronto, si aún no lo hace, el contacto con su cuerpo si quiere controlarse, perfeccionarse y expandirse: es la meta de la toma de conciencia. La cuál será centrípeta: partiendo de nuestro exterior... la conciencia progresará en profundidad.

Cómo superar el Stress con el Sistema de Centros de Energia






Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar