Suscribite Entrevistas


feng shui

MEDICINA DEL HABITAT



Nuestra salud física, emocional y psicológica está íntimamente relacionada con la salud energética de nuestra casa.
Todos los seres vivos estamos permanentemente expuestos a las influencias del entorno, especialmente a las energías radiantes de la tierra y del cosmos, sin olvidar los campos electromagnéticos.

Es así como nuestra salud y nuestro bienestar dependen en gran medida del lugar donde vivimos, trabajamos o dormimos y muchas enfermedades, principalmente las cardiovasculares y el cáncer, son debidas en un alto porcentaje a las energías electromagnéticas.
Las radiaciones cósmicas y el campo magnético terrestre conforman corrientes energéticas que influyen en el cuerpo humano y en nuestra psiquis y muchas personas están sufriendo las consecuencias de estas radiaciones sin saberlo.

El globo terrestre está dividido en el sentido norte-sur y en el oeste-este por radiaciones cosmotelúricas, cuya acción no está limitada al suelo sino que al elevarse perpendicularmente a éste, forman una especie de entabicado que divide a la atmósfera en una especie de compartimentos. Así, complejas tramas de líneas y puntos de irradiación se proyectan en altura a modo de paredes o columnas invisibles de energía, atravesando casas y edificios hasta la ionósfera donde se neutralizan naturalmente.

Estas radiaciones tienen influencia magnética y eléctrica que en sí mismas no son nocivas pero en un punto determinado de su cruce amplifican el campo vertical que sí es altamente perjudicial. La importancia de las redes energéticas geopatógenas se debe a su influencia sobre las estructuras biológicas. Es fundamental para un organismo humano, una correcta polarización magnética de sus partes componentes para vibrar con un ritmo de frecuencias armónico y mantener el modelo original de salud. Nuestro organismo tiene la capacidad de compensar las perturbaciones temporarias que pueda causar un campo magnético geopatológico, pero si lo exponemos durante mucho tiempo a él, por ejemplo cuando dormimos o trabajamos en un mismo sitio, las células se despolarizan, la energía se debilita y el Ph de la sangre se modifica, nos desamornizamos y nos volvemos proclives a la enfermedad dando lugar generalmente a alteraciones en nuestras células y órganos.

El grosor de las líneas es de aproximadamente 21 cm. y los puntos de cruce son denominados geopatógenos, lo que los chinos hace miles de años llamaban "puertas de salida de los demonios". Las áreas de nocividad se potencian si en el terreno o el edificio existen fuentes perturbadoras (corrientes de agua, fallas, cuevas cerradas, pozos taponados, masas metálicas, etc) sirviendo las líneas telúricas de vehículo para su difusión. Esto genera en los seres humanos que se encuentren en su vertical, enfermedades de todo tipo y con mucha frecuencia tumores malignos. Estas franjas de radiación están presentes en todo el planeta, y su penetración es tan fuerte que atraviesan el hormigón llegando hasta los pisos más altos de un edificio donde a medida que avanzamos en altura su efecto se potencia. Por esto se considera que a partir de un 7mo.piso, los problemas se van agravando.
A estas franjas se las conoce con el nombre de su descubridor, el médico e investigador alemán Dr. Ernesto Hartmann. En ellas se produce una mayor ionización, y presencia de rayos gamma, mayor afluencia de neutrones y microondas provenientes del interior de la tierra y una mayor incidencia de radiación cósmica. También existen otras radiaciones que influyen sobre el campo emocional de las personas, y se las conoce con el nombre de su descubridor, el médico e investigador Dr. Manfred Curry. La red Hartmann, tiene una frecuencia más elevada que la red Curry. Sin embargo esta última tiene una mayor influencia sobre el psiquismo humano.

Detectar los cruces de estas líneas es fundamental para evitarlos, ya que pueden producir reumatismo, artrosis, esclerosis múltiple, jaquecas, asma, problemas circulatorios, afecciones cardíacas, úlceras, tumores, abortos espontáneos, partos con criaturas mal formadas, mal de Parkinson, infecciones, alergias, depresiones y se ha comprobado que en todos los casos de cáncer estudiados, el paciente ha permanecido al menos dos años descansando o trabajando sobre uno de estos cruces. Los niños manifiestan cansancio, falta de apetito, desinterés, falta de concentración, problemas crónicos de salud, de comportamiento o de aprendizaje. Otros se muestran hiperactivos, duermen poco, agresivos, caprichosos y tienen sueños agitados y con pesadillas.

El método empleado por la Geobiología para detectar las radiaciones telúricas, es la Radiestesia, que es una práctica antiquísima que se basa en la capacidad natural del ser humano para reaccionar ante pequeñas variaciones de los campos de energía de su entorno. Durante milenios ha sido empleada con éxito en la búsqueda de agua subterránea, radicación de asentamientos y más recientemente, en la localización de cuencas petrolíferas y agricultura. Es tarea del radiestesista ubicar estas líneas y sus cruces geopatógenos, para determinar los lugares libres de radiaciones y recomendar los cambios necesarios a implementar. Para ello el radiestesista se vale de instrumentos tales como la horqueta, las varillas, la brújula y el péndulo entre otros, utilizando su sensibilidad personal para captar las radiaciones telúricas. Es muy importante determinar la exacta posición de estos puntos geopatógenos sobre un plano, a la hora de ubicar camas o en lugares donde pasamos más de 6 horas diarias. La radiestesia es sensitiva e intuitiva y comprende un profundo conocimiento de la geobiología.

La finalidad que persigue un estudio de geobiología en una propiedad o en un terreno, es determinar la ubicación de las líneas Hartmann y de las líneas Curry. También debe verificarse la existencia de venas de agua y napas freáticas que atraviesan el terreno. Los estudios de geobiología son de aplicación en el hogar, en las oficinas, en las fábricas, en los lugares de recuperación de la salud, etc. Estos estudios también se pueden hacer en los terrenos donde se va a construir, de manera tal, que se pueda elegir el mejor lugar y la mejor orientación, para el desarrollo del proyecto, siendo conveniente antes de comprar, alquilar o modificar una propiedad, hacer examinar su casa o proyecto por un experto que trabaje sobre plano o sobre el terreno.



Armonizar el área de la abundancia
Aplicaciones del Feng Shui
Aplicando Feng Shui en Comercios
Armonizando el Chi personal
Auditoria
Bioconstrucción
Cómo influencia en nuestras vidas el color
Cómo limpiar espacios energéticamente contaminados
Construcción y diseño Feng Shui
El arte del Feng Shui
El buen dormir con Feng Shui
El desorden y el Feng Shui
El Feng Shui y el paisaje
El Feng Shui y la Música en nuestro hogar
Feng Shui, el significado
El Feng Shui y la Vida Humana
Feng Shui para los negocios
Feng Shui, breve reseña
Feng Shui: una visión moderna
Medicina del habitat
Las diferentes escuelas y las tendencias actuales
Las fuentes de agua en el Feng Shui
Las herramientas del Feng Shui
La primera impresión cuando abrimos la puerta al llegar
Los edificios también tienen karma
Los cinco elementos
Para que sirve la Radiestesia
Qué es el Feng Shui
Reconociendo las zonas PA-KUA
Simbología
Un hogar mágico
Usando el Feng Shui para vivir a pleno







Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar