Suscribite Entrevistas


salud

S.I.D.A.



SIDA quiere decir Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, y es la fase más grave por infección por HIV. Se usan las siglas SIDA para agrupar a una serie de enfermedades que pueden afectar a la persona con HIV, aunque una persona afectada por HIV no necesariamente desarrolla el SIDA.
Este tipo de virus ataca el sistema inmunitario, viéndose reducida su capacidad de neutralizar ataques del exterior, por lo tanto la muerte se produce por una progresión de infecciones que aprovechan la debilidad del organismo afectado. Entonces podríamos decir que el SIDA es la consecuencia a largo plazo del trabajo silencioso de destrucción de las defensas que durante años ha desarrollado el HIV.

Tener HIV no es lo mismo que tener SIDA. Entre la transmisión del HIV y el desarrollo del SIDA pueden transcurrir muchos años.

Se puede estar infectado y no presentar síntomas, pero de todas maneras los pacientes asintomáticos como los que tienen síntomas ambos pueden transmitir la infección. El primer caso de infección por el virus de inmunodeficiencia adquirida data de 1981 cuando el Centro para el Control y la Prevención de la Enfermedad estadounidense publicó un reportaje sobre un raro tipo de neumonía.
En julio de 1982 en EEUU se acuñó el término SIDA para definir esta nueva enfermedad. Seis meses más tarde se conoció el primer caso producido por una transfusión de sangre infectada. Después de cinco años el Departamento de Alimentos y Medicamentos de los EEUU aprobó el AZT, el primer fármaco contra la enfermedad.
Mientras las investigaciones continúan la enfermedad se va extendiendo. En octubre de 1991, la OMS estimaba que casi 10 millones de personas estaban infectadas por el virus. Según los últimos datos ofrecidos por las Naciones Unidas, el número de personas infectadas asciende a 22,6 millones, y ya han fallecido 6,4 millones de personas.
Lamentablemente el SIDA existe, pero afortunadamente también existen formas de prevenirlo; conociendo las vías de transmisión y actuar en consecuencia es la mejor manera de detener la enfermedad. Sin temor, sin discriminación.

¿Cómo se contagia el SIDA?

El HIV tiene dificultades para sobrevivir fuera del cuerpo humano. La transmisión únicamente se produce cuando la sangre, el semen o las secreciones vaginales de una persona infectada entran en contacto con la sangre o mucosas de una persona sana.

Las vías de transmisión del HIV son:

  • Por contacto de sangre con sangre.
  • Por contacto de semen o secreciones vaginales.
  • Por la transmisión de madre a hijo en el útero o durante el nacimiento.
Condiciones para que se transmita la infección

Una cantidad suficiente de virus. Aunque se ha encontrado la presencia del HIV en las lágrimas o en la saliva del infectado, la concentración o cantidad de virus es insuficiente para provocar una infección. El HIV sólo se encuentra en suficiente cantidad para infectar en la sangre, el semen, las secreciones vaginales y, en menor medida en la leche materna. Para producirse la infección, el virus debe penetrar en el organismo y entrar en contacto con la sangre o las mucosas del individuo.


Medidas de prevención

Vía sexual: Siempre que se tengan relaciones sexuales con penetración (anal, oral o vaginal) utilizar de forma adecuada el preservativo. Practicar el sexo de forma segura evita la transmisión del HIV.
Sangre infectada: No compartir ni utilizar utensilios o instrumentos que hayan estado en contacto con la sangre, sobre todo jeringas en el caso de uso de drogas por vía intravenosa, agujas de tatuajes, máquinas de afeitar etc.
Vía madre-hijo: Las madres portadoras del virus de la inmunodeficiencia, tienen, aproximadamente, en uno de cada cuatro o cinco casos, la probabilidad de que su hijo nazca con HIV. Las mujeres infectadas deben utilizar otros métodos anticonceptivos para evitar el embarazo, además del preservativo, y las madres portadoras no deben dar el pecho a su hijo.


Cómo no se contagia el HIV

El virus del SIDA no se transmite en ningún caso:

  • Por darse la mano, abrazarse o besarse
  • Por lágrimas, sudor, tos, estornudos
  • Por la ropa, o por objetos de uso común
  • Por los alimentos, los vasos o los cubiertos
  • En las piscinas
  • Por compartir duchas o inodoros
  • Por donar sangre
En la vida y actividades cotidianas no hay ningún riesgo de transmisión de HIV. La falta de información no ayuda a enfrentarse con el SIDA, sólo genera rechazo hacia quienes lo padecen.
Aislar a las personas afectadas no soluciona el problema. Por el contrario, si se los excluye tenderán a alejarse del sistema sanitario y estarán menos informados y cuidados. El miedo a la exclusión y a la segregación puede inducirlos a ocultar su condición de afectados por el HIV, lo que puede incrementar las probabilidades de transmisión del virus. Un clima de respeto, de comprensión y solidaridad son, por tanto, requisitos imprescindibles para poder adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión del HIV y detener el SIDA.


Causas
Cómo bajar el colesterol
Listado de las Enfermedades y sus causas
Nuevos descubrimientos sobre tratamiento y prevención
Caspa o seborrea
Obesidad
Psoriasis
¿Qué nos dicen las enfermades?
S.I.D.A.






Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar