Suscribite Entrevistas


tantra yoga

TANTRA YOGA



El Tantra se volvió en Occidente una corriente célebre y exitosa, aún si prácticamente no está en realmente y correctamente conocida y entendida. Lastimosamente, pocas personas tienen acceso a informaciones auténticas con lo relacionado al Tantra, dicho dominio siendo superficialmente abordado en demasiado de las escuelas occidentales. Muchas veces estas escuelas presentan informaciones que casi no tienen nada que ver con la antigua y auténtica ciencia tántrica, lo mismo como no podemos decir que la astrología y la astronomía son idénticas, en realidad estas dos siendo ciencias en realidad completamente diferentes.

Podemos decir a cerca del Tantra que es una ciencia esotérica, que se ocupa del estudio de todo el universo, empezando con el ser humano (pensamientos, emociones, cuerpo físico), continuando con la ciclicidad de la naturaleza, con la armonía de la música y de las vibraciones, llegando hasta la dinámica estelar y de todo el cosmos.
En el idioma Sánscrito Tantra significa "red", "tejido" o "urdimbre". La palabra está compuesta desde la raíz tan que significa expansión y de la raíz tanto que significa lazo, hilo.
Según la visión tántrica, todo el universo físico y mental es percibido como siendo similarmente a un tejido en el cual las partes se unen en un todo, y en cual el todo se refleja en todas sus partes. La verdad tántrica es percibida como un músico divino que sabe tocar con sabiduría al instrumento con infinidad de cuerdas de adentro de su alma y de todo el Universo.

La metafísica tántrica se basa en algunos principios fundamentales. Un primer principio se puede describir muy bien por el siguiente proverbio hindú: "Lo que está aquí (en el microcosmos del ser humano) está por doquiera (en el Macrocosmos), lo que no está aquí (en el microcosmos del ser humano), no está en ninguna parte (Macrocosmos)." (Kularnava Tantra)
Este proverbio nos indica el reflejo fundamental de todo el universo adentro de nuestro ser y simultáneamente nuestro reflejo en el Universo. Así como alguien duerme y luego despierta, al igual en la naturaleza alterna la noche y el día. Así como existe al nivel humano la atracción polar entre el hombre y la mujer, lo mismo pasa por ejemplo a nivel planetario con los polos magnéticos y eléctricos. Así como las pequeñas imágenes que existen en la película física y las grandes imágenes proyectadas en la pantalla tienen la misma estructura y patrones, al igual el universo y el ser humano son unidos y se reflejan perfectamente uno en otro.
Para enfatizar aún más esta idea, cabe mencionar que en el frontón del templo de Delfi son escritas las siguientes palabras en el antiguo idioma griego: "Conócete a ti mismo y así conocerás todo el Universo."

El segundo principio del Tantra fue descrito muy bien por el Lama Govinda: "El bien y el mal, el sacro y el profano, la sensualidad y la espiritualidad, el material y el trascendental, samsara (la ignorancia) y nirvana (la iluminación) no son completamente opuestos pero dos caras de la misma realidad." Este principio diferencia el Tantra de la mayoría de los caminos espirituales que separan el sacro de profano, el amor del deseo y la espiritualidad del materialismo. El Tantra hace desaparecer el espacio entre el pecado y la virtud; une lo que es con lo que debería ser y muestra la continuidad inseparable del espíritu en la materia, de la mente en el cuerpo, del infinito en el finito, de lo que está más allá con lo que está aquí y del eterno "ser" con su evolución en el tiempo.

Por consiguiente, desde esta perspectiva el Tantra intenta usar cada parte de la vida como un instrumento en el camino de la evolución espiritual, porque no niega los procesos primarios como por ejemplo: dormir, comer, la eliminación de excreciones o las necesidades sexuales. La energía de la pasión y del deseo no se debe perder, pero se debe controlar ada proceso, cada deseo, no importa que poco evolucionada sea, lleva consigo una chispa de la sacralidad que el Tantra intenta identificar y brindarla a la luz. (John Blofield, el autor del libro "El misticismo tántrico de Tibet").

Algunos adeptos occidentales perciben el Tantra como una práctica erótica tipo Kama Sutra y usan las técnicas sexuales como instrumentos necesarios en la práctica espiritual. Esta forma de relacionarse con el Tantra ocasionó el nacimiento del llamado Neo-Tantra que los Lamas tibetanos llaman bromeando "El Tantra californiano". Este mal entendimiento tiene su origen en el hecho que el éxtasis beatífico que se logra por la práctica del verdadero Tantra es confundido con el momento del orgasmo que ocurre durante un acto amoroso común. Ambos son experimentados naturalmente durante las relaciones eróticas tántricas. Pero el objetivo tántrico no es experimentar superficialmente el placer, pero es llegar a más profundidad, completamente otro nivel.


Facebook Compartir en Facebook     Twitter Compartir en Twitter



Dynamic Yoga
Entrevista a Andrés Percivalle
Entrevista a Antonio Javier Plazas
Hatha Yoga
Kundalini Yoga: Entrevista a Gurubachan Singh Khalsa
La respiración
Patanjali
Tantra Yoga
Yoga Americano
Yoga de la India
Yoga Terapéutico






Contáctenos

Tel: (+5411) 4783-9343
Tel IP: (011) 6009-9190
SMS: 011-3660-0048
ventas@mantra.com.ar


Lun. a Vie.
8 a 20 hs.


Volver a Mantra
www.mantra.com.ar