Sri Aurobindo

SRI AUROBINDO


LA MADRE

Auroville

AUROVILLE


ARTÍCULOS


LIBROS


AUDIOS


AGENDA


RADIO EN ARGENTINA
Participación en El Portal


Sitio Oficial del Ashram de Sri Aurobindo
http://www.sriaurobindoashram.org

Fundación Centro Sri Aurobindo de Barcelona
http://www.fundacionaurobindobcn.com
Auroville
http://www.auroville.org

Todos los contenidos y las fotografías de este espacio son
provistos por la Fundación Centro Sri Aurobindo de Barcelona
y Outreach Media de Auroville, India.



De SRI AUROBINDO

EL DON DE SÍ EN LAS OBRAS
Del libro "La síntesis del Yoga", capítulo III (fragmento)


El don se sí en las obras - el método del Gita:

La vida no es un más allá remoto y silencioso ni extático y altamente elevado - la Vida sola es el campo de nuestro Yoga - La transformación de nuestro superficial, estrecho y fragmentario modo humano de pensar, ver, sentir y ser en una consciencia espiritual profunda y amplia, y una existencia integrada interior y exterior, y de nuestra vida llamada ordinaria en el modo divino de vida debe ser su propósito central. El medio hacia este fin supremo es una autoentrega de toda nuestra naturaleza a la Divinidad. Todo lo que está dentro de nosotros debe entregarse a la Divinidad. Todo lo que está dentro de nosotros debe entregarse a la Divinidad, al Todo universal y al Supremo trascendente. Una absoluta concentración de nuestra voluntad, de nuestro corazón y nuestro pensamiento a la Divinidad única y múltiple, una autoconsagración sin reservas de nuestro ser todo a la Divinidad sola, éste es el movimiento decisivo, el giro del ego hacia Eso que es infinitamente mayor que él, su autoentrega y sumisión indispensable.

La vida de la criatura humana, como por lo común se la vive, está compuesta de una masa semifija y semifluida de pensamientos, percepciones, sensaciones, emociones, deseos, goces y actos gobernados mu imperfectamente, en su mayoría habituales y autorreiterativos, en parte sólo dinámicos y autoevolutivos, pero todos centrados en torno de un ego superficial. La suma del movimiento de estas actividades tiene por resultado un desarrollo interno que es parcialmente visible y operativo en esta vida, parcialmente una semilla de progreso en las vidas más allá.
Este crecimiento del ser consciente expansión, autoexpresión creciente y desarrollo cada vez más armonizado de sus miembros componentes es el significado total y todo el meollo de la existencia humana. Es para este significativo desarrollo de la consciencia mediante pensamiento, voluntad, emoción, deseo, acción y experiencia (que llevan al fin a un supremo autodescubrimiento divino), que el Hombre, el ser mental, entró en el cuerpo material. Todo el resto es auxiliar y subordinado o accidental y fútil; sólo importa lo que sostiene y ayuda a la evolución desunaturaleza y al crecimiento o, más bien, a la progresiva evolución y descubrimiento de su yo y espíritu.

El objetivo que se plantea a nuestro Yoga es nada menos que apresurar aquí este objeto supremo de nuestra existencia. Su proceso deja detrás el ordinario y tardío método del crecimiento lento y confuso a través de la evolución de la Naturaleza. Pues la evolución natural es, a lo más incierto crecimiento encubierto, en parte por presión del medio, en parte por una educación a tientas y un propósito deliberado y mal iluminado, y un uso parcialmente iluminado y semiautomático de oportunidades con muchos errores, deslices y recaidas; gran parte de eso se compone de accidentes, circunstancias y vicisitudes aparentes - aunque velan una intervención y guía secretas y divinas.

En el Yoga reemplazamos este movimiento cofuso, retorcido y de cangrejo con una evolución rápida, cosciente y autodirigida, planeada paralelarnos, lo más lejos posible, en línea recta hacia la meta fijada ante nosotros. En cierto sentido puede ser un error hablar de meta alguna en una progresión que bien podría ser infinita. Empero, podemos concebir una meta inmediata, un objetivo ulterior más allá de nuestro logro presente hacia el cual puede aspirar el alma humana. Está ante ella posibilidad de un nuevo nacimiento; puede haber un ascenso a un plano superior y más amplio del ser y su descenso paratransformar sus miembros.

Es posbile que una consciencia agrandada e iluminada lo convierta en espíritu liberado y fuerza perfeccionada y si se difunde más allá del individuo, incluso constituiría una humanidad divina o una raza nueva, supramental y, por lo tanto, superhumana. Convertimos este nuevo nacimiento en nuestro objetivo: crecer en una consciencia divina es el significado total de nuestro Yoga: una convesación integral a la divinidad no sólo del alma sino también de todas las partes de nuestra naturaleza.


Producción

Tel: (011) 4783-9343
Tel: (011) 6009-9190
ventas@mantra.com.ar
Lunes a Viernes
de 08:00 a 20:30 hs.

Volver a Mantra
www.mantra.com.ar

http://www.mantra.com.ar/sriaurobindo   Sitio de difusión autorizado en Argentina