Matrimandir

SRI AUROBINDO


LA MADRE

Auroville

AUROVILLE

  • Un sueño
  • La carta
  • La flor
  • Matrimandir    Historia


  • ARTÍCULOS


    LIBROS


    AUDIOS


    AGENDA


    RADIO EN ARGENTINA
    Participación en El Portal


    Sitio Oficial del Ashram de Sri Aurobindo
    http://www.sriaurobindoashram.org

    Fundación Centro Sri Aurobindo de Barcelona
    http://www.fundacionaurobindobcn.com
    Auroville
    http://www.auroville.org

    Todos los contenidos y las fotografías de este espacio son
    provistos por la Fundación Centro Sri Aurobindo de Barcelona
    y Outreach Media de Auroville, India.



    AUROVILLE, El Matrimandir:
    Un poco de historia


    El Matrimandir como concepto surge casi inmediatamente después de la idea de crear la ciudad de Auroville y la acción para su realización.

    Ya en 1912, Madre escribe un ensayo en el que apela a la creación de una "sociedad ideal" para el florecimiento de una nueva raza que manifieste la divinidad interior y poco más tarde Sri Aurobindo en su obra ¡La Vida Divina" insta la conveniencia de una "Sangha ideal" (Comunidad espiritual ideal). En 1930, Madre hace referencia de nuevo a un modelo de ciudad que acoja una sociedad espiritualizada que pueda hacer de puente entre el Supermente y el ser material.

    La partida de Sri Aurobindo del plano físico apartó momentáneamente la idea de la creación de la ciudad, pero de nuevo en 1961, Madre nos desvela en La Agenda:
    "La idea de una ciudad ideal, el núcleo de un pequeño país ideal, que tenga solo contactos muy superficiales y extremadamente limitados con el viejo mundo. Sería posible encontrar un lugar donde el embrión de la semilla del mundo futuro supramental pueda ser plantada? La realización en condiciones de grupo o comunidad será claramente más completa, integral, total y probablemente más perfecta que cualquier realización individual, que es siempre limitada..."
    Agenda Madre, 18-7-61



    A principios de los años 60 Madre hace llegar una carta a la UNESCO , a través del gobierno Indio, solicitando apoyo para el proyecto y en Agosto de 1964, en la primera Conferencia Internacional de la Sri Aurobindo Society, Madre envía un mensaje anunciando la decisión de construir una nueva ciudad en las cercanías de Pondicherry. Después Madre dará a esta ciudad el nombre de Auroville.
    De nuevo en La Agenda leemos:
    "Durante mucho tiempo tuve en mente un plan de "ciudad ideal", esto fue durante la vida junto a Sri Aurobindo, con El viviendo en su centro. Luego dejo de interesarme. Después retomé la idea de Auroville, fui yo que la puse el nombre Auroville…"
    "…Y volvió de nuevo con esta carta: de pronto me ha venido un plan para Auroville. Ahora tengo mi plan; estoy esperando a R. (Roger Anger) para elaborar los planos detallados, porque desde el principio me dije, R. será el arquitecto, y le he escrito".
    Agenda de Madre 23.6.65



    En Marzo de 1966 Roger presenta a Madre las primeras maquetas de la ciudad. Ella sugiere trabajar sobre la "nebulosa circular" pues le recuerda un mandala. Esta primera maqueta evoluciona para poder dar la sensación de movimiento y en 1967 se presenta otra como un "ying-yang" en torno del Matrimandir. Finalmente en 1968 se presenta la maqueta de la definitiva "galaxia" que tendrá solo modificaciones menores.
    Antes de esto, en 1965, Madre había hecho un esbozo de cómo debía ser la ciudad, detallando las cuatro zonas en que estaría dividida; Residencial, Cultural, Industrial e Internacional, todas ellas alrededor de un centro.
    En La Agenda leemos
    "…Este punto central es un parque del que tuve una visión cuando era pequeña (quizás la cosa más bella del mundo desde el punto de vista físico,, de la Naturaleza material), un parque con agua y árboles como en todos los parques, y flores…y si es posible una pequeña cascada. Desde el punto de vista práctico puede ser muy interesante: en el saldo, en el borde del parque, se pueden construir depósitos para proveer de agua a los residentes.
    Y en este parque vi el "Pabellón divino. Pero lo he cambiado: deberá llamarse el "Pabellón de la Madre"; pero no ésta (Madre apunta hacia si misma) sino la Madre, la verdadera Madre, el principio de la Madre. (Digo "Madre" porque Sri Aurobindo usaba esta palabra, de otro modo usaría algo distinto, quizás "principio creativo" o "principio realizador" o algo por el estilo). Y debe haber un pequeño edificio, no excesivamente grande, con una sala y el techo será una terraza cubierta…
    Abajo, en la parte inferior, simplemente una sala de meditación, un lugar vacío. Quizás al fondo, una luz viva (el símbolo hecho con luz), una luz constante. De todos modos un lugar muy calmo y muy silencioso…"
    Agenda de Madre, 23-6-65



    Las primeras ideas del Matrimandir difieren mucho de la que Madre aprobara después de su visión de la Cámara Interior en 1970.
    El 28 de Febrero de 1968, durante la ceremonia de inauguración de Auroville, se expone bajo el Baniano (el árbol situado en el centro geográfico de la ciudad) una maqueta de la galaxia en la que aparece un gran lago con un edificio en forma de loto abierto según la idea de Roger.
    En este momento, Madre está más interesada en construir primero la ciudad y los doce jardines que rodean su centro, pues piensa que empezar por el Matrimandir podría verse como la creación de una nueva religión. Por ellos se construyen las comunidades de Auromodel, Aspiration y Fraternity.

    El 31 de diciembre de 1969, en una de las visitas que Satprem hace a Madre, le comenta un encuentro con Paolo Tomáis, un arquitecto italiano que trabaja en Auroville:
    "El dice que las energías en Auroville, desde hace algún tiempo, están dispersas; son egoístas, cada uno quiere hacer su pequeña cabaña, su pequeña historia o, como mucho, esperan hacer una superciudad, que será solo una mejora de todas las ciudades existentes en el mundo. A Auroville le hace falta un eje, le hace falta un centro. Le hace falta una unificación de consciencias alrededor de un centro, de un eje… Es necesario que en Auroville se cree un eje, un centro, un templo simbólico del nuevo mundo que queremos hacer, y que todas las consciencias se unan en la construcción de esta pirámide del nuevo mundo, o de este templo del nuevo , y al mismo tiempo, esto ayudará hacer descender lo que deba ser manifestado…"
    Agenda de Madre, 31-12-1969



    Al día siguiente, Madre insta a Roger a trabajar junto con Paolo para el diseño y construcción del Matrimandir. Paolo hace llegar a Madre un esbozo de un edificio en forma de "huevo Brahmánico" semienterrado que Madre rechaza, pero ella misma hace otro dibujo en forma de huevo para explicar su visión de la cámara interior y pide a los arquitectos que trabajen sobre esta base.
    El 24 de Marzo de 1970, Roger presenta a Madre cinco maquetas de lo que será exterior del edificio, tres pirámides de tres, cuatro y seis lados; un platillo de ocho lados y una esfera. Madre escoge la esfera y pide trabajar sobre ella. Roger se pone manos a la obra y en Febrero de 1971 presenta una nueva maqueta que Madre acepta como definitiva. En una entrevista para la revista del Indian Institut of Architects de la primavera del 1971, Roger habla de la parte externa del Natrimandir como la "piel":
    "…Esta piel, estará cubierta por unos discos dorados de plástico, fijados en la punta de unas varilla de hierro de modo que puedan moverse con el viento. La luz se reflejará en esta superficie en movimiento y producirá una especie de vibración que vendrá directamente del edificio. Esto producirá la sensación de una masa de luz que está viva".

    El 21 de Febrero de 1971, se coloca bajo el Baniano una maqueta en madera de rosal que muestra el Matrimandir rodeado de las rampas que albergarán las doce cámaras de meditación y sus jardines. Allí mismo, con una ceremonia se celebra el comienzo de la excavación de los cimientos del Matrimandir. Al día siguiente unos cuantos voluntarios empiezan el trabajo.
    A los pocos días Alain Grancolas, un joven ingeniero francés hace cálculos: "a este ritmo, para el centenario de Madre (1978) la excavación aún no habrá terminado, es necesario conseguir mano de obra asalariada…".
    Cientos de indios tamiles de las aldeas cercanas llegan para sacar tierra del gran hoyo que albergará al Matrimandir. El 21 de Febrero de 1972 el agujero está hecho, al alba un grupo de personas se dirigen al hoyo y colocan la primera piedra del Matrimandir.
    Madre ha grabado en ella:
    21-2-72 30 blessings


    ARQUITECTURA CONSCIENTE

    Quien ha visitado recientemente Auroville seguramente habrá quedado fascinado por el Matrimandir. Especialmente si llegamos a él por la circunvalación norte, salimos de la arboleda y de pronto un edificio de estas dimensiones revestido con discos de oro brillando al sol…que espectáculo! Y cuando nos acercamos y vemos las doce rampas de las cámaras de meditación que lo circundan….me viene la imagen de un champiñón o de una semilla cuando brota del suelo rompiendo la tierra a su alrededor, la fuerza de la nueva vida buscando la luz…
    Quizás sea eso, la fuerza de la nueva consciencia emergiendo hacia la luz…la Tierra poniendo el huevo de la próxima consciencia…No toda arquitectura es arte pero, en este caso, un nuevo arte se expresa a través de la arquitectura.

    El edificio es una esfera achatada a ras de suelo de 30 m. de altura y 36 m. de diámetro. Se sustenta con 4 pilares desnudos apoyados al fondo de un gran hoyo, 9 m- más debajo de nivel de suelo. Doce rampas en forma triangular, cóncavas por la cara contigua a la esfera lo circundan y albergan las cámaras de meditación.
    La estructura es de hierro y hormigón. Los pilares tienen forma de pie y están enclavados en una plataforma de cemento. Una prolongación de estos en forma de circunferencias cruzadas sujeta el edificio flotante y de su mitad superior cuelga la Cámara Interior del Matrimandir.

    La estructura exterior la forman 1200 vigas prefabricada y unidas en forma de triángulos que dan cuerpo al edificio y sujetan la "piel externa". Esta piel externa, como la llaman en Auroville, lo forman unas placas de cemento revestido con una resina acrílica impermeable. En ella hay unas ventanas circulares para que la luz penetre en el hemisferio inferior del edificio. Allí también se encuentran los soportes de los discos externos.

    En la parte exterior van colocados los discos. Se pensó en hacerlos de plástico, de metal bañado en oro, de porcelana pintada, finalmente se optó por hacerlos con mosaicos de pan de oro dentro de cristal fundido. Alguien en Auroville me dijo que cuando supieron como hacer los discos, una sola persona donó 80 kgs. De oro para el Matrimandir.

    Para acceder al interior, se baja por entre las rampas de las doce cámaras hasta llegar a unas escaleras situadas en la parte baja de los pilares. Subiendo por éstas, pasando una puerta, se entra a un pasillo circular que lleva a otra pequeña escalera que sube en espiral. A su salida llegamos a una inmensa sala tan grande como el hemisferio inferior de la esfera. Allí, dos rampas suben por todo lo ancho del edificio para conducirnos a la sala superior, "la Cámara Interior".

    "En el interior, habrá doce columnas - las paredes y luego doce columnas - y en el centro, sobre el suelo mi símbolo, y sobre él cuatro símbolos de Sri Aurobindo que se juntan formando un cuadrado, y sobre ello…un globo. Un globo a ser posible de un material transparente, (con o sin luz dentro) pero el deberá incidir sobre el globo… Un rayo que incida, deberá incidir. Esto necesita un conocimiento técnico para que funcione y es por eso que quiero hacer un dibujo con un ingeniero.

    Entonces, en el interior no habrá ni ventanas ni luces, estará siempre en una especia de penumbra clara, de noche y de día; durante el día con luz del sol por la noche con luz artificial. Y en el suelo nada excepto un pavimento como este (el de la habitación de Madre), o sea de madera, de madera o de otra cosa, y encima una especie de moqueta de goma espesa, muy suave, y sobre ello una alfombra. Una alfombre que lo cubra todo excepto el centro. La gente podrá sentarse por todos lados. Y las doce columnas son para la gente que necesite apoyar su espalda…"
    Agenda de Madre, 3-1-1970



    La sala tiene 24 m. de diámetro, las paredes la forman doce facetas de 12,5 m. de altura, el techo es cónico y su vértice por donde entra el rayo se sitúa a 16 m. del suelo. Las paredes y el suelo son de mármol blanco. El suelo está suspendido y separado unos centímetros de las paredes lo que produce una sensación de estar flotando. Las columnas no llegan a tocar el techo y esto produce también un efecto visual en que parece no haber límites, pues el techo está más allá…

    La bola de cristal central, de 70 cm. De diámetro y 400 kg. De peso, fue hecha en Alemania en Carl Zeiss, la única empresa que acepto el reto de llevarla a cabo. En el exterior, en la parte superior del edificio se encuentra el "Heliostat", un sistema mecánico de espejos fijos y móviles que captan la luz del sol y la envían directamente sobre la bola de cristal de la Cámara Interior.

    Todo el sistema está alimentado por un campo de paneles fotovoltaicos cercano al Matrimandir. Tanto helióstato como el sistema de aire condicionado de la ventilación están siendo reemplazados por otro sistema más moderno e integrado en el que tan solo habrá un agujero central en la parte superior de la cámara por donde pasará la luz y el aire acondicionado juntos.
    Las doce cámaras de meditación que rodean el edificio principal son parte inseparable del Matrimandir. Sus paredes interiores están pintadas cada una con uno de los doce colores del símbolo de Madre y dan a cada sala una particular vibración y ambiente completamente distinto.
    Sus nombres son: Receptividad, Progreso, Coraje, Bondad, Generosidad, Ecuanimidad, Paz, Sinceridad, Humildad, Gratitud, Perseverancia y Aspiración.

    Un pasillo en el lateral de la rampa lleva a una puerta de cristal; desde allí se entra en la cámara. Una plataforma flotante sin apoyos laterales conforma el suelo, las paredes ovaladas sin aristas dan la sensación de estar dentro de un huevo. Delante un mandala luminoso.
    Se están construyendo los doce jardines que rodearán al edificio, junto con el de la Unidad alrededor del Baniano y el del Anfiteatro. Estos catorce jardines con vegetación y flores muy determinadas darán un aroma y una cualidad particular a cada uno. Sus nombres son: Existencia, Consciencia, Dicha, Luz, Vida, Poder, Sabiduría, Utilidad, Progreso, Juventud, Armonía y Perfección. La zona del Matrimandir y sus alrededores se llama Zona de Paz, y en el futuro estará rodeada por un lago cuyas dimensiones están aún por determinar.

    UN EDIFICIO CON ALMA…?
    "…El Matrimandir será el Alma de Auroville y cuanto antes esté allí mejor será para todos, especialmente para los aurovilianos…"
    Madre, 15-11-1970



    No es posible concebir la construcción del Matremandir sin un trabajo simultáneo de yoga, individual y colectivo, de sus constructores o, al menos, de una parte importante de ellos. La frase de Sri Aurobindo "Toda la Vida es Yoga" no es solo una idea o un concepto sino un hecho palpable y muy rlevante en el día a día el trabajo en el Matrimandir. No hay accidentes ni retrasos, no hay infortunios ni éxitos, solo hay procesos de consciencia y lagunas de ignorancia. No hay un edificio que construir sino un nuevo mundo, en la materia, que construir, y estar involucrado en ello no es sólo un privilegio sino un reto, porque hay que pagar de si mismo.

    Raud Lohman explica en su libro "Una Casa para el Tercer Milenio" refiriéndose al Matrimandir: "…La verdadera aspiración y entrega son los verdaderos pilares, el silencio interior es la verdadera cámara secreta, la nueva consciencia es la esfera dorada…"

    Nos preguntamos si muchas de las simbologías que encontramos en el Matrimandir pueden ser fruto de la casualidad pero…"El Matrimandir está bajo la directa influencia del Divino y ciertamente El hace las cosas mejor de lo que podríamos hacerlas nosotros mismos".
    Madre, Octubre 1971



    El Dr. Mona realizó para su tesis de arquitectura, un estudio de las proporciones de la pirámide de Giza, en Egipto, comparadas con las del Matrimandir. Llegó a conclusiones sorprendentes sobre la citación de la cámara faraónica en la pirámide y su similitud con la bola de cristal en la Cámara Interior del Matrimandir y el loto en el centro del símbolo de Sri Aurobindo.

    De nuevo Ruud Lohman, en el libro ya citado, no solo nos explica la simbología de los pilares en que se sustenta el Matrimandir (recordemos Mahakali al norte, Maheshwari al sur, Mahalakshmi al este y Mahasaraswati al oeste, los cuatro aspectos de la Madre Universal), sino que compara los distintos planos del edificio con los chacras del cuerpo sutil humano, la Cámara Interior, la bola con el ser psíquico y las rampas de acceso interiores con los canales de energía sutil Ida y Pingala; nos habla de la cuarta dimensión en el interior de la Cámara y de cómo, al igual que el supramental, el rayo de luz solar atraviesa todos las salas (chacras) de arriba abajo hasta el fondo de los cimientos, más abajo que la propia estructura del edificio.

    No solo hay simbolismos…
    José Luis: "Es como un gran receptor-acumulador energía. En Internet se explican unos acumuladores que…"
    Teresa: "Anda, pero si eso son un montón de antenas parabólicas. Esto está recibiendo frecuencias de todas clases, de todos lados…"
    Alfonso: "El silencio en la Cámara es denso y ensordecedor…"
    Savitri: "En la Cámara he notado un peso aplastante, es la misma sensación que cuando el avión va a despegar".
    Alfonso: "…Es como un alto horno, te ponen a cocer como al mineral y se separa la ganga del metal puro…"
    Si alguien quiere experimentar por sí mismo ahí está, tan solo recordar: "…no se vendrá para una meditación regular o nada de eso, será un lugar de concentración. No todo el mundo podrá entrar; habrá un día a la semana o un momento al día (no sé) en que se dejará pasar a los visitantes, pero nada de mezcolanzas. Una hora fija o un día determinado para mostrar a los visitantes, el tiempo restante para aquellos que sean sinceros, que verdaderamente quieran aprender a concentrarse…"
    Agneda de Madre, 3 - 1 - 1970



    Producción

    Tel: (011) 4783-9343
    Tel: (011) 6009-9190
    ventas@mantra.com.ar
    Lunes a Viernes
    de 08:00 a 20:30 hs.

    Volver a Mantra
    www.mantra.com.ar

    http://www.mantra.com.ar/sriaurobindo   Sitio de difusión autorizado en Argentina